La Ley vasca de Juventud busca rebajar la edad de emancipación a los 28 años

El Sistema Vasco de Servicios de Juventud será la herramienta principal para impulsar nuevas medidas

02.02.2021 | 01:01
Un grupo de jóvenes, durante la pandemia.

donostia – La consejera de Igualdad del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, presentó ayer el proyecto de Ley vasca de Juventud, que fue aprobado por el Consejo de Gobierno a finales de noviembre. Euskadi carece de esta ley y la aprobación de la norma dará estabilidad y otorgará "impulso" y "mayor coherencia" a las medidas en materia de juventud.

En la comparecencia que Artolazabal realizó ante la comisión de Políticas Sociales y Juventud del Parlamento Vasco, subrayó que uno de los objetivos de esta ley es "incorporar la perspectiva juvenil en el conjunto de las políticas públicas vascas". "Estamos ante un hito histórico. Euskadi carece de Ley de Juventud y hasta ahora, todos los proyectos presentados al Parlamento Vasco habían fracasado", destacó la consejera.

Este proyecto de ley define como "joven" a la persona entre los 12 y 30 años. Actualmente, el 13,8% de la sociedad vasca tiene entre 15 y 29 años de edad, según los datos de Eustat, más de 303.000 personas. En caso de que el Parlamento valide esta nueva norma, la meta será avanzar en el objetivo de reducir la edad media de emancipación de las personas jóvenes, de modo que puedan desarrollar sus proyectos de vida, e incidir sobre los procesos de socialización de los jóvenes desde una perspectiva de igualdad de oportunidades independientemente de su situación, origen o cualquier otra condición.

La edad media de emancipación de las personas jóvenes se situó en 2019 en 30 años y dos meses, sin haber experimentado apenas variación alguna en una década. "Es algo que no nos podemos permitir. Tenemos la responsabilidad de facilitar sus proyectos de vida e igualdad de oportunidades, y necesitamos la contribución de la personas jóvenes", señaló. La nueva ley tiene como meta reducir la emancipación a los 28 años.

tres objetivos El despliegue de esta ley va a "ordenar y reforzar" los recursos que dispone el Gobierno Vasco, configurando por primera vez un Sistema Vasco de Servicios de Juventud.

La Ley vasca de Juventud se centra en tres grandes objetivos: la emancipación, la promoción infantil y juvenil y la participación. Además, estructurará e impulsará tres grandes áreas como medios orientados a dichos objetivos: la política transversal; el catálogo de servicios y equipamientos específicos; y la participación juvenil como método, respectivamente.

El proyecto de ley diferencia la política transversal y la promoción juvenil e infantil, como las dos actuaciones fundamentales a impulsar estableciendo franjas de edad diferentes a la hora de definir las personas destinatarias de cada una de ellas. "Desde los 12 a los 30 años se trabaja desde distintas perspectivas para facilitar estos procesos de emancipación y autonomía. Si la política transversal se centra a partir de los 18 años, la promoción abarca una franja mucho más amplia", explicó Artolazabal.

Las acciones para promover la emancipación en el sentido estricto –salida del hogar familiar de origen– se centran preferentemente entre los 25 y 29 años, sin perjuicio de que determinados programas y actuaciones contemplen otros límites de edad más amplios.

Artolazabal recalcó que este proyecto de ley responde a un contexto social con "profundas transformaciones": "Son indudables los factores objetivos que debemos tener en cuenta, como son la transformación del mercado de trabajo y la vivienda, que se traducen en tasas elevadas de desempleo o precariedad del empleo juvenil, por un lado; y por otro, en altos precios de la vivienda tanto en propiedad como en alquiler, muy alejados de los recursos de los que dispone la gente joven".

Esa realidad social dificulta los proyectos de vida de las personas jóvenes y está produciendo un retraso "considerable" en la edad media de salida del hogar familiar de origen, que "no responde" al deseo de dichas personas. "Tenemos que atender todos estos factores que contribuyen a retrasar la edad media de emancipación más allá de la deseada de los jóvenes", destacó Artolazabal.

En el turno de los grupos, la parlamentaria de EH Bildu Eraitz Saenz de Egilaz dijo que cree que la ley presentada por el Gobierno Vasco incluye cuestiones que son "discutibles" por lo que avanzó que su formación presentará sus aportaciones, ya que cree que a la norma "le falta ambición y practicidad" y que se concrete cómo se van a llevar a cabo los objetivos que se marca.

El parlamentario de Elkarrekin Podemos-IU Iñigo Martínez destacó el "retraso" de esta ley y defendió que la nueva norma, en lugar de integrar a la juventud en el mercado laboral, debe cambiar el mercado laboral para evitar la precariedad de los jóvenes. La parlamentaria de PP+C's Laura Garrido defendió que es necesario "aprovechar" este proyecto de ley para "incidir en los problemas reales" de los jóvenes, entre los que citó la búsqueda de empleo o la emancipación.

Por último, la parlamentaria del PNV Maialen Gurrutxaga afirmó que el Gobierno Vasco ha mostrado "voluntad" para llevar a cabo un "trabajo conjunto" con esta ley.

La ley de juventud

Concepto. La Ley vasca de Juventud define como "joven" a la persona entre los 12 y los 30 años.

Política de juventud. La ley configura el Sistema Vasco de Servicios de Juventud como la herramienta principal para impulsar la política de juventud.

Tres objetivos. Incluye tres grandes objetivos: la emancipación, la promoción infantil y juvenil y la participación.

Tres áreas. Estas son las tres áreas que impulsará como medios orientados a dichos objetivos: la política transversal; el catálogo de servicios y equipamientos específicos; y la participación juvenil como método.

Aprobación. La aprobación de la norma dará estabilidad a las medidas en materia de juventud.

Actualmente, el 13,8% de la sociedad vasca tiene entre 15 y 29 años de edad, según los datos de Eustat, más de 303.000 personas