Más de 2.600 vascos se han sometido a un trasplante en la última década

La tasa de donantes cayó el año pasado un 21% por causa de la pandemia, aunque Euskadi se mantiene "a la vanguardia mundial"

08.01.2021 | 12:18
Un equipo de cirujanos durante una operación quirúrgica.

Más de 100 pacientes vascos por millón de habitantes accedieron a un trasplante de órganos el año pasado en Euskadi o en otras comunidades con las que se mantienen convenios. En cuanto a la donación y trasplante de tejidos/células, se estima que el año pasado se realizaron 135 donaciones de tejidos. 

El tejido (córneas, tejido osteotendinoso, piel) se remite al Centro Vasco de Transfusión y Tejidos Humanos ubicado en Galdakao para su procesamiento, preservación y distribución para trasplante. Además, se efectuaron 51 trasplantes de médula ósea en el Centro de Referencia de Euskadi (HUDonostia).

En 2020 los programas de donación tuvieron que adaptarse a las circunstancias originadas por la pandemia mediante la asunción de medidas para evaluar y descartar posibles casos de covid-19, tanto en candidatos a donante como a trasplante, para evitar la transmisión de la infección a los posibles receptores.

Euskadi alcanzó el año pasado una tasa de 51,3 donantes por millón de habitantes, una cifra inferior en un 21% a la registrada en 2019, cuando la tasa llego a 65 donantes por millón de habitantes. No obstante, la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha destacado que pese al impacto que ha tenido la pandemia en las donaciones, la comunidad autónoma permanece "a la vanguardia mundial" en este tipo de intervenciones.

En los últimos diez años, se han realizado 2.655 trasplantes de órganos a pacientes vascos, (1.630 renales, 742 hepáticos, 141 cardíacos y 142 pulmonares), con resultados similares o mejores a los de los centros más experimentados de Europa. Estos datos sitúan la tasa anual de trasplantes en la última década en los 110 por millón de habitantes, según ha informado el Departamento de Salud, que ha destacado también que en los últimos 10 años el trasplante renal de donante vivo se ha incrementado en más del 30%. 

 
Asimismo, la tasa media de donación anual de órganos en el País Vasco supera desde el año 2000 los 40 donantes por millón de habitantes, algo que –según ha informado el Gobierno autonómico en un comunicado– "ningún país ha logrado nunca".

En los últimos diez años se han iniciado y potenciado los programas de donación en asistolia (que proceden de una persona a la que se le diagnostica la muerte), que el año pasado supusieron un 44% de las donaciones, por encima de la media estatal e incluso de los países más activos en este tipo de donación, como Bélgica ( 29,5%) o Reino Unido (39,8%).

Además, mientras que a mediados de la década de 1980, siete de cada diez familias se posicionaban favorablemente respecto a la donación, en los últimos diez años la cifra ha ascendido al 90% de las familias.

El 50% de los fallecimientos en las personas donantes es consecuencia de accidente cerebrovascular, y un 15% se debe a traumatismo craneoencefálico, mientras que el 4% es por accidente de tráfico.