Una Navidad muy de casa

Las navidades del COVID van a discurrir de forma más íntima pero no por ello tienen que ser más grises a nivel de ornato. Aún estamos a tiempo de llenar la casa de color

23.12.2020 | 01:03
En la imagen, una mesa navideña decorada por María Cruzado, de María Kala' s, llena de luz y color.

Estas navidades a quien más y a quien menos nos va a tocar pasar mucho tiempo en casa. Los confinamientos, los positivos en el hogar o por proximidad a estos, están a la orden del día. Pero, además, las autoridades sanitarias nos lo recuerdan una y otra vez: es mejor no mezclarse demasiado. La mejor forma, intentar disfrutar en casa.

Una buena manera de pasar el rato es cambiar un poco la decoración, moviendo un mueble, incorporando unos almohadones, añadiendo unos toques florales€ Cada cual a su manera. Y en estas fechas, qué mejor que afanarse con la decoración navideña.

Jessica Pérez-Oliden y Endika Munarriz, de Orainart (diseño de interiores & montajes efímeros) nos dan algunos consejos sobre cómo hacerlo. El primero: "Sobre todo se trata de tener organización, sentido común y ponerle mucho mimo".

El segundo consejo también puede parecer lógico, aunque muchas veces no lo cumplamos: "No recargar demasiado con miles de elementos, sino buscar un equilibrio" y para ello lo importante, señalan, es "escoger un estilo con el que nos sintamos cómodos, creando una coherencia con todos los elementos decorativos". Pongamos un ejemplo: a la hora de escoger los colores de la decoración, aconsejan que no sean "más de tres". "Podemos coger un color protagonista como el rojo, el color por excelencia de la Navidad, y acompañarlo con otros dos colores neutros", especifican. Otra posibilidad pasa por elegir una única gama de colores, "creando, por ejemplo, una decoración monocromática, con dorados o blancos".

En la elección de material, de nuevo debe imperar la lógica. "Si nos gusta un estilo natural, que además es muy tendencia, sería muy raro colgar guirnaldas de plástico", apuntan.

Lo cierto es que existen tantas formas de decorar una casa como personas. Los estilos son variados: el romántico, el rústico, el tradicional, el DIY (do it yourself o hazlo tú mismo), el nórdico€ Elijamos uno, escojamos el color predominante y pongámonos manos a la obra. "Empecemos por las cosas más grandes y voluminosas, que seguramente serán las protagonistas de la decoración, como el clásico árbol navideño o una figura grande", que deben colocarse en un lugar que no molesten al paso.

Para decorar el árbol hay miles de opciones y la oferta en adornos es infinita. Pero, teniendo tiempo y ganas, y sobre todo si hay niños en casa, una buena idea puede ser crear "nosotros esos pequeños elementos con cartulinas, ramas u otros elementos".

Las personas con espíritu navideño ya dan la bienvenida a los visitantes, este año pocos, decorando incluso la puerta con la tradicional corona. Una vez se traspasa el umbral, una "una cesta con complementos navideños nos puede hacer sentir una sensación especial" .

Otro espacio que puede ser utilizado como escenario de la decoración son las ventanas y las puertas, donde se pueden colocar "guirnaldas de luces o elementos suspendidos". "Si contamos con repisas interiores en las ventanas, también nos pueden servir para crear pequeños escenarios navideños, poner velas o flores de invierno", proponen Jessica Pérez-Oliden y Endika Munarriz.

Un lienzo sobre el que desarrollar nuestra creatividad son las paredes, siempre con moderación y "acordándonos de no pasarnos con la decoración".

Unos consejos para que nos entretengamos estos días: "Podemos cambiar nuestros cuadros por ilustraciones o láminas navideñas e incluso crear un calendario de adviento personalizado en una pared desnuda".

Para conseguir el efecto deseado, un elemento de vital importancia es la iluminación. Para Oarinart, lo más adecuado es que sea de "un blanco cálido, que aporta una sensación hogareña y acogedora. Las luces de colores son cada vez menos utilizadas en interiores, pudiendo haber infinidad de ellas en nuestros jardines, terrazas y en las calles".

diy 

Tardes lluviosas y frías, obligación de mantener las distancias y de cuidarnos los unos a los otros€ Así las cosas, pasar un rato agradable en casa es una opción inmejorable para aprovechar el tiempo con los más pequeños y la decoración. Para redondear el plan, una vuelta previa por el monte para recolectar "ramas caídas, piñas" y otros elementos naturales. "Una opción muy bonita es crear estrellas o árboles, cortando y uniendo ramas con cuerdas", sugieren los expertos de Orainart. "Utilizando lana, cuerda de esparto con piñas o hojas de abeto se pueden revestir elementos decorativos como tarros de cristal para decorar la mesa", añaden.

Para que tengan un toque muy personal, se puede transformar esos tarros de cristal en portavelas que, "acompañados con un camino o un pequeño bodegón con ramas verdes, harán de la mesa un espacio mucho más acogedor".

Con uno poco de imaginación, paciencia y ganas, cualquier casa puede tener estos días un toque más mágico. Eso sí, mejor no aplicar todos los consejos a la vez porque, en este caso, no acostumbra a ser bueno el dicho de que "mejor que sobre que no que falte".
 

Pasear por el monte y recoger ramas puede ser el paso previo a la realización de adornos navideños naturales y divertidos