Bajan los contagios y la positividad suma tres jornadas por debajo del 4%

La tasa del 3,3% de positivos respecto a las pruebas realizadas se sigue alejando del nivel de transmisión comuntaria

19.12.2020 | 23:58
Una familia, protegida con mascarillas, de compras, por el centro de Donostia, ayer. Foto: Gorka Estrada

Donostia – Con los 423 nuevos positivos en COVID-19 detectados en las 12.906 pruebas diagnósticas realizadas este viernes, la tasa de positividad en Euskadi baja al 3,3%, un nivel inferior al de la víspera y que consolida el descenso de este indicador por debajo del 5%, cifra que marca el umbral de la transmisión comunitaria.

Según los datos facilitados ayer por el Departamento de Salud, el viernes se registraron en Euskadi 42 positivos menos que el día anterior y se hicieron 119 pruebas más. La tasa de positividad, que el jueves fue del 3,6%, suma ya tres días por debajo del 4% y muestra una buena evolución. Hay que recordar que a comienzos de esta semana, el índice de positividad fue inferior al 5% por primera vez en muchos meses. De hecho, hace algo más de un mes, el día 7 de noviembre, coincidiendo con la entrada en vigor de restricciones como el toque de queda nocturno o el cierre de la hostelería, la tasa de positividad se disparó hasta el 11,45%. Poco a poco y con oscilaciones, este indicador de la extensión de los contagios en la sociedad vasca ha ido mejorando y mostrando que la presencia de casos positivos entre la población sometida a pruebas bajaba progresivamente.

A comienzos del mes de diciembre, tras varias semanas con fuertes restricciones de movilidad y actividad, la tasa se situaba en el entorno del 6%, el pasado día 15 consiguió bajar del 5% y este pasado miércoles se anotó el nivel más bajo de toda la segunda ola con un 3,1%. Este nivel, que en días posteriores ha subido ligeramente –3,6% el jueves y 3,3% el viernes– no se veía desde que a finales de julio se detectó una positividad del 2,5%.

Más hospitalizaciones Según los datos correspondientes a este viernes, Bizkaia es el único territorio en el que aumentaron los nuevos casos detectados, ya que contabilizó 211 positivos, 18 más que el jueves. En Araba se registraron 71 –siete menos– y en Gipuzkoa un total de 138 –53 menos–. Además hubo tres contagios entre personas con residencia habitual fuera de Euskadi.

Respecto a la situación de los hospitales, el viernes ingresaron con COVID-19 en planta un total de 47 personas, cinco más que el jueves, y son 100 los enfermos que están en las UCI de los centros sanitarios vascos, dos más. De esta manera, los pacientes covid en UCI han vuelto al centenar después de tres días por debajo de esta cifra.

Hasta mañana lunes no se actualizará la información relativa a las incidencias acumuladas por territorios y municipios, ni el índice R0, cuyo último dato se sitúa en un 0,99.

La evolución durante estos días de los datos que muestran la situación de la pandemia en Euskadi están siendo analizadas al detalle por los expertos para decidir si se mantienen las medidas de flexibilización de restricciones durante las fiestas de Navidad o si, por el contrario, es aconsejable endurecerlas.

Y es que tras haber logrado rebajar la tasa de incidencia acumulada, la de positividad y el indicador de transmisión, se corre el riesgo de que el levantamiento temporal del confinamiento perimetral y la ampliación de las posibilidades de reunión se traduzcan en una reversión de los índices.

El informe sobre la evolución del coronavirus publicado este pasado viernes por el Ministerio de Sanidad señala que en solo una semana, en el Estado español se han producido 361 brotes de contagios en el ámbito social, con 2.435 casos asociados, de los cuales el 82% se debe a reuniones familiares y de amigos, de las que se desconoce si se han producido en espacios públicos o privados. A estos brotes familiares les siguen los relacionados con actividades deportivas y establecimientos de restauración.

Además, según el informe de Sanidad, en los últimos siete días se han declarado 165 brotes con 1.226 casos en el ámbito familiar, afectando a miembros de la misma familia no convivientes. También se han notificado 146 brotes de componente mixto, donde la transmisión de la enfermedad se desplaza por ejemplo del ámbito familiar a otros entornos, como el laboral, social o educativo y en diferentes sentidos, con 1.197 casos asociados.