Coronavirus en Euskadi | El LABI mantiene las restricciones para Navidad pero las revisará el 22 de diciembre

El LABI aboga por prolongar unos días "la observación de la evolución epidemiológica" y si la situación no mejora considerará nuevas medidas

18.12.2020 | 12:48
Gente paseando por la calle protegidos con mascarilla por la pandemia del Coronavirus

La comisión técnica del LABI ha propuesto tras la reunión de este viernes mantener las restricciones que están en vigor actualmente en Euskadi y revisarlas el próximo 22 de diciembre.

Así, en caso de que la situación epidemiológica no mejorara, "será necesario considerar nuevas medidas". Al igual que apuntó la Consejera de salud Gotzone Sagardui este jueves en una comparecencia, la Comisión técnica subraya que Euskadi ha experimentado desde primeros de noviembre una notable mejoría, "lo que no significa en todo caso que nos encontremos en una buena situación", ya que la tendencia a la baja se ha estancado.

"Lo más prudente en este momento, antes de adoptar cualquier decisión que modifique las tomadas con anterioridad, es prolongar por unos días la observación de la evolución epidemiológica". Sin embargo, aunque el LABI apuesta por esperar para tomar más decisiones debido a que las restricciones actuales solo llevan 7 días, apelan a la responsabilidad individual de la ciudadanía. "Cada persona y cada familia puede establecer un compromiso voluntario de intensificación de las medidas preventivas".

No obstante los técnicos adelantan que "si la situación no mejora será necesario considerar nuevas restricciones", al tiempo que aconsejan en cualquier caso reforzar las tareas de testeo, identificación y seguimiento de casos, contagios y contactos.

ESTANCAMIENTO DE LA TENDENCIA POSITIVA

Aunque los últimos datos registrados en Euskadi son buenos, el Gobierno vasco ha subrayado en múltiples ocasiones que todavía es necesario "permanecer en alerta", debido al estancamiento de la tendencia positiva de la última semana".

Y es que Euskadi aunque ha logrado bajar su incidencia acumulada de 300 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos catorce días y por tanto, la comunidad ha pasado de estar en alerta naranja por la transmisión del coronavirus al amarillo, la situación sigue sin ser buena.

Por territorios, la tasa más baja la arroja Bizkaia, 249,03, Gipuzkoa 321,67 y Araba la más elevada, 379,61. De hecho, la Comisión Técnica del LABI ha incidido en dicho Territorio, ya que aunque en Euskadi todos los indicadores arrojan una tendencia a la baja, aunque se haya estancado, el peor comportamiento lo registra el Territorio de Araba.

En las últimas horas se han contabilizado 465 nuevos contagios en 12.787 pruebas diagnósticas, lo que deja una tasa de positividad del 3,6%, en una semana en la que se ha registrado la tasa más baja de los últimos cuatro meses y medio, tras situarse el miércoles en el 3,1%.

Aunque los datos hayan mejorado, hay indicadores que siguen lejos de lo recomendable. El R0, el índice que mide a cuántas personas contagia un positivo, ha bajado en Bizkaia y Araba, pero sigue muy cerca de 1.

Por esa razón, Gotzone Sagardui, destacó que la bajada al nivel amarillo de alerta, "no significa que estamos bien". "Todavía no", subrayó la consejera. Por eso, habrá que esperar a ver cuál es la evolución de la pandemia en Euskadi en los próximos días, y ver si las cifras positivas continúan, o por el contrario la tendencia positiva se estanca, lo que provocaría que Lakua tuviera que restringir más las medidas impuestas de cara a la Navidad.

Las comunidades pueden endurecer las medidas

Esta misma semana, tras el Consejo interterritorial, Sanidad dio carta blanca a las comunidades para endurecer, si así lo consideran, las restricciones de cara a Navidad. Así, Euskadi podría prohibir salir de la Comunidad, limitar las reuniones a menos de diez personas y adelantar el toque de queda

En ese contexto, el portavoz del Gobierno vasco, Bingen Zupiria, ha vuelto a incidir en que el "alivio" en las medidas para la Navidad no es una "invitación a la movilidad sino todo lo contrario". Ni tampoco para ir de farra con la cuadrilla. A su juicio, algunos cambios en  las medidas que se establecieron para evitar, que la personas mayores se queden solas en Navidad, "se están utilizando, por parte de cuadrillas y grupos, para hacer lo que no hay que hacer". "No puede ser una excusa para concentrarse varios días en un agroturismo o para viajar con la cuadrilla", puntualizó.

En esa misma línea se ha pronunciado la Comisión técnica del LABI, que ha apelado a la responsabilidad individual. Por ello, recomienda reducir el número de personas en los encuentros familiares navideños o adelantar "todo lo que sea posible nuestra hora de vuelta a casa".

"El compromiso cívico, un gran pacto social por la prevención puede y debe tener tanta fuerza y tanta eficacia como el articulado de un Decreto", finaliza.