Los fallecidos en una semana por COVID-19 en Euskadi bajan a 81

La positividad sube al 6,3%, pero se alivia la presión hospitalaria, con 129 pacientes en la UCI

03.12.2020 | 01:47
Varias personas, protegidas con mascarilla. Foto: Ruben Plaza

donostia – El COVID-19 causó esta pasada semana en Euskadi 81 muertos, 16 menos que la semana precedente, según los datos facilitados por el Departamento de Salud del Gobierno Vasco, que actualiza cada miércoles la cifra de defunciones debido al coronavirus. Las citadas 81 muertes suponen romper la tendencia ascendente, ya que las dos semanas anteriores se habían registrado 83 y 97 fallecimientos con el COVID-19 como causa directa.

A este respecto, el viceconsejero de Salud, Iñaki Berraondo, cifró en 467 defunciones el exceso de mortaliad en lo que llevamos de segunda ola, cuando en la primera esta cifra llegó hasta 1.644. "Ha mejorado el dato porque tenemos un mayor conocimiento de la enfermedad y un mejor conocimiento de cómo tratar a los pacientes", indicó.

En cuanto a los datos diarios, el martes se diagnosticaron en Euskadi 564 nuevos casos de COVID-19, 78 más que la víspera, debido a que la tasa de positividad subió hasta el 6,3%, superior al 5,6% del lunes. Del total de 564 contagios, 257 se diagnosticaron en Bizkaia (35 más que el lunes), 195 en Gipuzkoa (9 menos) y 101 en Álava (30 más). Otras once personas residentes fuera de la CAV fueron positivo.

tasa de 538,21 en gipuzkoa Si los casos y la positividad subieron, la tasa de incidencia, otro de los medidores que indican la evolución de la pandemia, bajó y se situó en 421,2 en Euskadi desde el 443,5 de la víspera. La tendencia descendente se mantuvo en Gipuzkoa, que está cerca de bajar de esa barrera de 500, ya que el martes la tasa en el territorio era de 538,21. Sin embargo, siguen siendo muchos, en concreto catorce, los municipios que se encuentran en la zona roja tras sumarse Usurbil. Preocupa Arrasate, donde la tasa está en 1.532. Bizkaia y Araba, por su parte, tienen una tasa de incidencia de 352,7 y 368.

Además, la presión asistencial sigue aligerándose ya que permanecen ingresados en los hospitales vascos 491 pacientes, once menos que el día anterior. 362 estaban en planta (nueve menos) tras producirse 41 ingresos, y 129 en la UCI, dos menos.