El Gobierno Vasco quiere “menos permisividad” en las navidades

Las aportaciones al documento de medidas para las fiestas incluyen la eliminación de cabalgatas y eventos

26.11.2020 | 01:44
Varios ciclistas y viandantes, con mascarilla por el centro de Donostia.

donostia – El Gobierno Vasco comunicó ayer al Ministerio de Sanidad sus aportaciones al borrador de medidas de salud pública durante la Navidad, en las que propone que la regulación de actividades como las cabalgatas de Reyes y otros "eventos multitudinarios" sea "menos permisiva" que la adelantada por el Ejecutivo español y que se mantenga la suspensión de actividades deportivas como las carreras de San Silvestre. También plantea que los menores de seis años deben computar para el cálculo del número máximo de personas autorizadas a reunirse y pide que se establezca un criterio sobre los confinamientos perimetrales de las comunidades autónomas.

En sus aportaciones al documento elaborado por el Gobierno español y que podría aprobarse la semana próxima tras ser consensuado, el Ejecutivo vasco reclama una redacción "más contundente" y entiende que algunos enunciados podrían entenderse como "un llamamiento a la movilidad". También señala que "debe subrayarse con más claridad que este consenso del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Sanidad es un acuerdo de bases que cada comunidad autónoma interpretará y adaptará según su propia situación epidemiológica".

Entre los planteamientos recogidos en el documento defendido ayer por la consejera de Salud, Gotzone Sagurdui, en el Consejo Interterritorial se incluye la propuesta de que se dote de una redacción "más contundente" la medida para desaconsejar la celebración de eventos multitudinarios, y plantear alternativas de celebraciones "seguras" de los actos tradicionales, "con adecuación a la costumbres de cada comunidad".

Así, el Gobierno Vasco recomienda una redacción "menos permisiva" que la recogida en el borrador en lo referente a eventos como cabalgatas y pruebas deportivas. También considera que "debería quedar claro que la recomendación general es la no celebración este año de este tipo de eventos". En este sentido, también se propone modificar el artículo 2 del borrador, en el que "se recomienda evitar o minimizar las reuniones en el ámbito social (celebraciones del trabajo, antiguos alumnos, clubes deportivos), para sustituir la recomendación de "evitar o minimizar" por la de "no celebrarlos".

En cuanto a la ampliación hasta la 1.00 horas del horario de libre movilidad para los días 24 y 31 de diciembre, el Gobierno Vasco pretende establecer que esta ampliación tenga por objeto "facilitar el desplazamiento al domicilio habitual", y puntualizar que "en ningún caso" debe ser "para la celebración de encuentros o fiestas en la vía pública".

La prudencia sigue siendo la nota predominante en Lakua. En su comparecencia semanal ante la Comisión de Salud del Parlamento Vasco, la consejera Gotzone Sagardui advirtió de que en los próximos días se prevé un ascenso en los ingresos en las UCI, ya que hay un decalaje entre los picos de contagios y los ingresos hospitalarios, aunque también apuntó que, a medida que descienda el número de nuevos casos, bajará la presión en los hospitales. "Estamos lejos de estar bien, aunque estemos mejorando", resumió.

El viceconsejero de Salud, Iñaki Berraondo, dijo por su parte, que "va a costar" bajar la cifra de mortalidad (97 fallecidos la última semana), aunque opinó que el "paquete de medidas" restrictivas adoptadas "está funcionando bien" en Euskadi. "De alguna manera hemos acertado en la forma en que podemos disminuir los contagios" , añadió el viceconsejero, quien puntualizó que no se puede determinar cuál es la más efectiva porque se trata de un "conjunto". "Si las cosas se mantienen como estamos en este momento, la tendencia en los próximos días va a ser de un descenso bastante pronunciado", aventuró, reconociendo, eso sí, que las tasas actuales son "excesivamente altas". Situación que, por tanto, hará que sea más costoso reducir de forma rápida tanto las hospitalizaciones como las muertes.

optimismo de pedro sánchez La cautela mostrada por el Gobierno Vasco contrasta con el optimismo de Pedro Sánchez, que dijo ayer que ya "estamos en el principio del fin de la pandemia", a pesar de los alarmantes datos que trasladaron ayer las comunidades autónomas a su Ejecutivo. Sanidad notificó 10.222 nuevos positivos de coronavirus, con una incidencia acumulada de 340 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, mientras que el número de fallecidos desde el inicio de la pandemia se eleva a 44.037 con la suma de las 369 muertes en las últimas 24 horas registradas. Fue ayer, al referirse a la estrategia de vacunación en España, cuando Sánchez señaló que, con la vacuna, se está "a las puertas de neutralizar al virus", insistió antes de subrayar que será el Consejo de Política Interterritorial el que decida los detalles concretos sobre el número de personas que se podrán reunir en Navidad.