Las Juntas de Gipuzkoa aprueban la norma que regula el peaje de Deskarga

El inicio del cobro podría producirse a finales de 2021 o principios de 2022

04.11.2020 | 16:05
El peaje de Deskarga podría comenzar a cobrar a finales de 2021 o principios de 2022.

DONOSTIA - Las Juntas Generales de Gipuzkoa han dado luz verde este miércoles, con los votos a favor de PNV, PSE y PP, a la norma foral que regula el peaje en la autovía de Deskarga, la nueva A-636, que conecta las localidades de Beasain y Bergara y que podría ser una realidad a finales de 2021 o principios de 2022.

El pleno de las Juntas Generales ha aprobado en su sesión de esta mañana dos normas forales ya que también ha ratificado, en este caso por unanimidad, la normativa que regula el sistema de control de facturas Ticket BAI para evitar el fraude fiscal.

Los votos de PNV y PSE, partidos que sustentan el gobierno foral, a los que se ha unido el PP, han sido suficientes para sacar adelante la regulación del peaje de Deskarga, que ha contado con el rechazo de EH Bildu y Elkarrekin Podemos.

La institución foral calcula que el inicio del cobro, aún por definir, podría producirse a finales de 2021 o principios de 2022 en esta carretera, que pasará a ser de pago para todos los vehículos, salvo para las motocicletas.

El cobro se realizará a través de un sistema de sendos arcos que se instalarán en Beasain y Ezkio-Itxaso, a los que se sumará el ya existente en Deskarga, similares a los implantados en determinados tramos de la N-1 y la A-15, aunque en la A-636, por la que pasan a diario unos 9.000 vehículos, deberán pagar todos, salvo las motos, y no solo los camiones.

Según las cifras aportadas por la Diputación, la tarifa establecida entre Beasain y Bergara asciende a 2,53 euros, pero que con cinco viajes de ida y vuelta quedaría en 1,75 euros. Además, una persona que realice ese trayecto a diario podría pagar ocho céntimos por viaje.

El peaje de Deskarga incluirá los descuentos progresivos y el límite de gasto que ofrece el dispositivo Abiatu.

Por otra parte, la segunda norma foral aprobada en la sesión plenaria de este miércoles regula el sistema de control de facturas Ticket BAI, que arrancará en Gipuzkoa el 1 de enero de 2022, aunque podrá activarse un año antes de forma voluntaria y sin régimen sancionador.

Esta nueva obligación fiscal se extenderá gradualmente hasta llegar a los 54.000 contribuyentes que ejercen actividades económicas en el territorio, esto es, autónomos, comercios o empresas.

La idea era que el Ticket BAI fuera efectivo el 1 de enero de 2021, aunque el ente foral optó por retrasarlo hasta el siguiente ejercicio a causa de la crisis ocasionada por la covid-19.

Este es un proyecto conjunto que están llevando a cabo las haciendas de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, en colaboración con el Gobierno Vasco, con el objetivo de reforzar la lucha contra el fraude fiscal.

El sistema estará conectado con Hacienda e impedirá la manipulación o el borrado posterior de las facturas emitidas.