El COVID-19 deja 44 fallecidos en una semana en Euskadi

La presión hospitalaria aumenta y el total de pacientes ingresados es ya de 387, de ellos 59 en la UCI

22.10.2020 | 00:21
El COVID-19 deja 44 fallecidos en una semana en Euskadi

donostia – El aumento de casos de COVID-19 en Euskadi se deja notar también en el número de fallecimientos. El Departamento de Salud informó ayer –tal y como hace cada miércoles– del número semanal de decesos por COVID-19, y en la semana del 12 al 18 de octubre murieron por coronavirus 44 personas en la CAV (diez más que la semana anterior), lo que supone romper la tendencia a la baja registrada en las tres semanas anteriores. El total de fallecimientos desde el inicio de la pandemia es de 2.098, incluyéndose ahí a las personas que habían dado positivo en los dos meses anteriores a su muerte, aunque en algunos casos el virus no haya sido el causante directo del deceso.

En cuanto a la evolución de la pandemia en las últimas horas, el martes se hicieron 10.817 pruebas PCR en Euskadi, de las cuales dieron positivo 819, es decir, el 7,6%, superándose de forma amplia un día más ese porcentaje del 5% que indica que la transmisión del coronavirus está por encima de lo recomendable. La mayoría de los casos (377) se dieron en Gipuzkoa, que supera por segundo día consecutivo la tasa de 500 casos por 100.000 habitantes, mientras que en Bizkaia se detectaron 342 positivos y en Araba, 85.

La presión hospitalaria también aumenta y, después de los 53 ingresos registrados el martes (la segunda cifra más alta de las dos últimas semanas después de los 58 del día 16), hay en total 387 pacientes con COVID-19 en los hospitales vascos, 16 más que la víspera. De ellos 328 están en planta y 59 en cuidados intensivos, dato este último que no ha crecido.

contagios entre los 13 y 16 años La situación escolar deja 94 aulas clausuradas en 68 centros educativos, por lo que se confirma la tesis del Gobierno Vasco, que defiende que las aulas "son un espacio seguro", idea en la que insistió ayer Ignacio Garitano, quien indicó que "las tasas de contagios en menores se mantienen estables, aunque hay un aumento entre los 13 y los 16 años, ya que tienen más vida social fuera del colegio". De ahí que Salud haya incluido este tramo de edad en los últimos cribados masivos como los de Ordizia o Urnieta.