263 positivos de COVID en un día en Gipuzkoa

Euskadi volvió a superar el sábado, por segunda jornada seguida, el índice de positividad del 5%

12.10.2020 | 00:26

donostia – El número de nuevos casos de COVID-19 está experimentando un repunte estas últimas jornadas en Gipuzkoa, que ha pasado de tener menos de 200 casos diarios a superar esta cifra el viernes, con 243 contagios, y subirla todavía un poco más el sábado, llegando a los 263, según los datos facilitados por el Departamento de Salud del Gobierno Vasco. Un número que no está dividido por municipios, ya que esta información no se actualizará hasta mañana martes. Aún no se conoce, por tanto, en qué ha quedado el cribado masivo de Azkoitia, ya finalizado.

En Euskadi, los 564 casos del sábado son 20 menos que los 584 del viernes, aunque la tasa de positividad vuelve a ser del 5,6%, lo que supone que por segunda jornada consecutiva está por encima del 5%. Es decir, hay riesgo de transmisión comunitaria del virus en la CAV después de que en los cuatro días previos este porcentaje se situara por debajo de esa barrera del 5%. En Bizkaia se detectaron el sábado 244 casos y en Araba, 55.

En cuanto a la situación en los hospitales vascos, el sábado ingresaron 16 personas con COVID-19, 24 menos que el viernes, aunque el número de pacientes que requieren de cuidados intensivos ha pasado de 45 a 47.

un nuevo caso en residencias Además, en las últimas horas se ha detectado un nuevo caso en la red de residencial de Gipuzkoa, concretamente en el centro Mizpirualde de Bergara, con lo que son 14 los positivos en esta residencia y 52 en el total del territorio. Aparte de los 14 en Mizpirualde, hay ocho positivos en Santa María Magdalena de Hernani, tres en Sagrado Corazón de Errenteria, 26 en Alai-Etxe de Donostia y uno en La Paz de Donostia.

Además, son ocho las personas que requieren de atención hospitalaria y otras 44 están siendo atendidas en la planta social del Hospital de Eibar, el centro de referencia de atención a casos de COVID-19 procedentes de residencias. Desde que el 11 de agosto se dieron los primeros positivos, 52 ancianos han superado la enfermedad y 32 han fallecido.