La UPV/EHU asocia una dieta inadecuada al cáncer de colon

La investigación realizada en colaboración con Osakidetza incluye un estudio piloto

08.10.2020 | 00:14

donostia– Aunque hasta la fecha los estudios de casos y controles publicados en literatura científica han evidenciado resultados contradictorios sobre la influencia que tiene la dieta o los factores genéticos en el aumento del riesgo de padecer el cáncer colorrectal (CCR), una investigación realizada por la UPV/EHU en colaboración con Osakidetza sí que fija que en los casos de pacientes con esta patología que se han estudiando se constata una alimentación inadecuada en lo que respecta a la ingesta de ciertos nutrientes y grupos de alimentos.

Iker Alegría Lertxundi ha sido el autor de la tesis doctoral que incorpora los resultados de un estudio en el que colaboran participantes en el programa de cribado de CCR de Osakidetza y que ha sido dirigida por la doctora Marta Arroyo.

Según se evidencia en el estudio, la calidad de la dieta de los pacientes era inadecuada por distintos motivos: elevada ingesta de carnes rojas y procesados cárnicos y bajo consumo de cereales integrales.

Además, en el trabajo –gracias a un estudio en el que toman parte pacientes con CCR y controles– se observó que a un mayor consumo de quesos con alto contenido en grasa, mayor riesgo de CCR, mientras que el riesgo es menor entre quienes incluyen en su dieta una importante ingesta de alimentos ricos en fibra y pescado azul. La dieta mediterránea también reduce el riesgo de padecer este tipo de cáncer.

El estudio da como resultado que la dieta de los pacientes con CCR es inadecuada también en la ingesta de nutrientes, como folato, vitaminas D y E, calcio y magnesio.

Otro aspecto al que se presta atención en el trabajo de Alegría es a la importancia de los factores genéticos. De todos los analizados, solo uno de los polimorfismos se vinculó con un mayor riesgo de padecer CCR, aunque se relacionó con factores modificables, como el tabaquismo y la actividad física.

Pese a los prometedores resultados del estudio, todavía queda mucho por profundizar en la influencia de la dieta y los factores genéticos en la aparición de CCR.

La tesis de Iker Alegria, ha sido mecedora de un sobresaliente cum laude.