“Vamos a luchar por Victoria y por el resto de vecinos”

Los sindicatos de Donostia, Madrid y Barcelona, juntos para “plantar cara” a los fondos buitre

04.10.2020 | 01:01
Jon Basterra, Ángela Peinado, Carme Arcarazo y Paula Villegas, durante su reunión de ayer en Donostia.

donostia – Los fondos buitre y la especulación en el mercado inmobiliario hacen que la problemática de los alquileres caros y los desahucios vayan a estar más presentes que nunca estos próximos meses en Donostia. Empezando por el conocido caso de Victoria Noriega, vecina de Benta Berri que puede quedarse en cualquier momento sin su casa y cuya situación sirve como espejo para otros residentes de la zona. Por ello, el Sindicato de Inquilinos de Donostia mantuvo ayer un encuentro con las asociaciones de Madrid y Barcelona para tratar de unir fuerzas y tejer una estrategia común. Participaron también Alokairu y Saretxe, que se encargan de la problemática de la vivienda en los barrios de El Antiguo y Gros, respectivamente.

"El reto común es que los fondos buitre salgan de la sociedad, se han convertido en un cáncer social. Empezaron en Madrid y Barcelona, de ahí han venido a Donostia y cada vez van a ocupar más terreno. Por ello hemos invitado a los sindicatos de Madrid y Barcelona, que tienen más recorrido que nosotros, sobre todo a nivel legal", comenta Imanol Sáenz, presidente de Alokairu. "Lo que queremos es unir fuerzas, estamos todos afectados por el mismo problema con los fondos buitre y la especulación. A ver si nos podemos ayudar entre todas las plataformas", corrobora Ángela Peinado, del sindicato de Donostia.

"El plan es seguir uniéndonos, ganando batallas para que alquilar sea un modo digno de vida", destaca Carme Arcarazo, del sindicato de Barcelona, que consiguió este pasado mes de septiembre lo que califica de "victoria histórica": regular, por ley, el precio del alquiler. Esto implica "prohibir subidas en el precio del alquiler. Cuando renuevas el contrato, debe tener el mismo valor que tenía antes o inferior": "Esto es solo el principio, pero es un gran paso, se trata de que no se quede solo en Cataluña, sino que se extienda a toda España. Esperamos que el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos cumpla con su palabra y regule el precio del alquiler. Basta ya de subidas abusivas, del burofax que te quiere echar a la finalización del contrato, de dedicar más de la mitad de los ingresos a la vivienda. Vamos a trazar estrategias conjuntas con las que luchar contra rentistas y especuladores".

Añade Ángela Peinado, de Donostia, que el barrio es "un lugar en el que se tejen redes y vínculos": "Los vecinos se van a tener que marchar de un lugar en el que tenían su vida, con el efecto que tiene eso emocionalmente. Lo que no puede seguir ocurriendo es el desplazamiento de la gente cada vez más de su barrio a la periferia de la ciudad, extendiendo el problema y encareciendo cada vez más zonas".

"Vamos a tener un calendario común, a coordinarnos entre las organizaciones y a tener un canal de comunicación. Los sindicatos de Madrid y Barcelona tienen un bagaje muy importante y en Donostia vamos a tener un problema serio, que es el intento de desahucio de Victoria Noriega, que puede ser este mes", señalan desde Alokairu: "Vamos a defenderla y a intentar que sea un punto de inflexión en la ciudad. Es una vecina de toda la vida de Benta Berri. La ley está a favor de los fondos buitre, pero la dignidad va por delante. Que regulen la ley".

"Es importante que te vean como un sujeto político que les va a plantar cara. Vamos a pelear por Victoria y por los demás vecinos. Tienes que presionar de forma coordinada en el plano institucional, en el político y también en la calle, e intentar que Blackstone te reconozca y se siente a negociar, facilitando contratos asumibles para la familia", indica Paula Villegas, representante del Sindicato de Madrid, como líneas maestras del plan contra los fondos buitre. "Si una ley está hecha para proteger al que tiene el poder y el dinero, esa ley para nosotras no es válida porque nos deja vendidas. La estrategia del nos quedamos y de bloques en lucha es completamente legítima en este caso", añade Ángela Peinado.

"Siete de cada diez desahucios son por impago de alquiler", subraya Carme Arcarazo: "Lo importante, cuando va a suceder un desahucio, es la movilización del barrio, que esos bloques en lucha sean como la punta de lanza para intentar cambiar las leyes y que se pongan del lado de los inquilinos. Hay tres vías para plantar cara a los fondos buitre y los especuladores: la organización barrial, la organización sindical y la presión institucional para que haya un marco legal para proteger los derechos de los inquilinos".

"desahucios silenciosos" Saretxe, por su parte, quiere poner sobre la mesa la problemática concreta del barrio donostiarra de Gros, en el que cada vez "más inquilinos se van de sus casas porque no pueden hacer frente al alquiler", según denuncia uno de sus miembros, Jon Basterra, debido, entre otras cosas, a la entrada de otro fondo buitre, Azora. "Casi todos los meses se producen lo que se llaman desahucios silenciosos, que al final son personas que se ven obligadas a abandonar sus casas. El Ayuntamiento de Donostia se ha escudado siempre en que no hay desahucios y eso es mentira, porque nos vemos expulsados de Gros. Cada día vemos que se cierran comercios y vecinos se van. Hay que parar esto desde la acción conjunta".

"Hay que presionar en el plano institucional, en el político y también en la calle"

paula villegas

Sindicato de Inquilinos de Madrid

"Esperamos que la regulación del precio de alquiler se extienda de Cataluña a toda España"

carme arcarazo

Sindicato de Inquilinos de Barcelona

"Vamos a intentar que el caso de Victoria sea un punto de inflexión; se debe regular la ley"

imanol sáenz

Presidente de Alokairu