“Tendremos que pensar cómo motivar a los niños”

Arranca, sin contacto ni competición, el deporte escolar

30.09.2020 | 00:16
Fernando Romero Esnal, en la imagen ayer en el campo de Jesuitas, es monitor de deporte escolar.

donostia – Arrancó el curso escolar del COVID-19 y ahora arranca también el deporte escolar en una temporada especial, distinta a las anteriores y con limitaciones para los niños y niñas. Debido a la pandemia y las necesarias pautas sanitarias, se mantienen los grupos burbuja que hay en las aulas de los colegios y no habrá competición, como muy pronto, hasta enero. Así que de octubre a diciembre el deporte escolar se limitará a entrenamientos basados en ejercicios individuales y sin contacto. Dos monitores de Summa Aldapeta y el encargado de las actividades paraescolares de Jesuitas cuentan a este periódico cómo se están organizando y que esperan este curso del deporte escolar.

Fernando Romero Esnal, de 25 años, lleva siete como monitor de deporte escolar y este año está con los alumnos de quinto y sexto de Primaria de Aldapeta –además de llevar a un equipo femenino de 2º de la ESO, con el que ya ha comenzado a entrenar–. "Empezamos la semana que viene manteniendo los mismos grupos burbuja de clase", explica Fernando, resignado ya a que no haya "ni amistosos ni competición hasta que dé el visto bueno la Diputación", algo que, de ir todo bien, sucedería en enero. Al menos, ese es el objetivo que se marca el ente foral en ese reto de conseguir poco a poco llegar a la normalidad, aunque sea relativa.

"Al no poder hacer ejercicios grupales, intentaremos hacer más juegos, por ejemplo, circuitos tomando tiempo tratando de premiar a los que lo hagan más rápido para que haya un poco de pique entre ellos y se diviertan. Tendremos que incentivarles un poco, que haya competencia", dice Fernando ante la imposibilidad de hacer "las cosas habituales".

También es monitora en Summa Aldapeta María Martín Villa, de 20 años y que lleva dos años entrenando a niñas. Este año va a estar con chicas de "quinto y sexto de Primaria" y reconoce estar "con ganas de retomar el contacto con las niñas" después del abrupto final de la temporada pasada debido al confinamiento. Reconoce, eso sí, que tendrán complicaciones "como las distancias entre los niños": "No vamos a poder mantener esa cercanía, son grupos más limitados... esa cercanía y vínculo entre niños y entrenadores será más frío, igual es lo que más miedo me da, no poder ser tan cercana".

Admite María que en el baloncesto, el deporte que va a entrenar hasta diciembre, "va a costar hacer ejercicios sin contacto porque no se puede acabar el entrenamiento con el típico partido o hacer juegos por parejas o grupos. Los ejercicios van a ser más individuales que colectivos y eso frena un poco el propio concepto del baloncesto".

Ambos monitores reconocen que mantener el interés y la motivación de los y las menores será lo más complicado teniendo en cuenta que tienen por delante al menos tres meses sin competiciones. "Estamos pensando en hacer una especie de tecnificación los fines de semana para mantener esa costumbre de tener algo el sábado o el domingo. Es verdad que los chavales pueden entrar en modo vagancia porque ven lejos la competición", dice Fernando.

"A los niños de estas edades lo que les gusta es competir; cuanta más competición, mejor. Siempre les motiva mucho más un partido que un ejercicio individual. Es un poco el miedo que tenemos, que algunos se puedan desmotivar y dejar de entrenar", añade María, que se lo toma como un reto: "Tendremos que pensar cómo motivar a los niños y veremos a partir de enero si se puede jugar partidos. Sobre la marcha".

Pese a esta situación, ninguno de los dos se ha planteado dejar de entrenar porque es algo que les encanta. "Ni me lo he pensado. Después de seis meses, quería seguir", asegura Fernando: "Lo voy a coger con ganas. Vamos a cumplir los protocolos y así no tenemos por qué estar preocupados".

"correr, divertirse" En Jesuitas, al igual que en Summa Aldapeta, también están "ultimando los grupos y los protocolos" para retomar esta próxima semana el deporte escolar, tal y como explica Gorka Arranz, el encargado de actividades paraescolares del centro escolar. "En este primer trimestre lo que vamos a hacer es mantener los grupos burbuja del colegio. Antes chicos y chicas hacían separados, pero ahora los vamos a juntar para poder mantener las gelas. Vamos a hacer deportes individuales como atletismo o herri kirolak, y los deportes individuales como fútbol, baloncesto y balonmano los vamos a trabajar de forma individual. Veremos cómo funciona. Los distintos grupos irán rotando entre los deportes, siempre con material desinfectado entre un grupo y otro".

La idea que manejan en Jesuitas es que los grupos sean "de un máximo de diez niños" e intentarán que todos los grupos salgan adelante: "Si en una gela se apuntan seis, trataremos de que tengan su monitor para entrenar. El objetivo es que todos puedan tomar parte, que todos tengan un espacio de desahogo deportivo, que creo que es necesario en este momento. Los niños necesitan correr y divertirse, y más ahora que en clase tienen limitaciones".

Gorka Arranz confía en que a partir de enero se pueda volver a jugar partidos: "Esa es la idea que nos han transmitido desde la Diputación, aunque todo está pendiente de cómo evoluciona la pandemia. Supongo que en estos próximos meses analizarán cómo está la situación. Las competiciones federadas se van a retomar en breve y así la Diputación podrá ir viendo cómo va la cosa para tomar decisiones". Esta peculiar situación hace que los niños o niñas tengan aún de margen hasta diciembre para apuntarse a deporte escolar: "Igual hay niños y niñas, o familias, que no se sientan cómodos ahora y no quieran apuntarse y que en noviembre quieran hacerlo. Les vamos a dejar porque queremos que participen todos".

deporte escolar

Primer trimestre. De octubre a diciembre, el deporte escolar será sin competición. Es decir, los menores solo podrán entrenar y, además, tendrán que hacerlo en grupos burbuja y sin contacto, por lo que los ejercicios tendrán que ser individuales.

A partir de enero. Con el inicio de 2021, el objetivo que se marca la Diputación de Gipuzkoa es que vuelva a haber competición en el deporte escolar y recuperar así, en cierta manera, la normalidad. Eso sí, todo estará sujeto a la evolución de la pandemia.

Información en la web. Toda la información sobre protocolo, fechas, cursos y similares que hace referencia al deporte escolar puede ser consultada en la web gipuzkoa.eus/web/kirolak/coronavirus-informacion.

"Vamos a hacer juegos e incentivar un poco la competencia en los ejercicios individuales"

fernando romero

Monitor de deporte escolar

"No vamos a poder mantener esa cercanía y ese vínculo con las niñas; es lo que más miedo me da"

maría martín

Monitora de deporte escolar

"Los niños necesitan ese espacio de desahogo deportivo, y más en la situación actual"

gorka arranz

Coordinador para escolares de Jesuitas