Murga ve "señales de estabilización" en la evolución del COVID-19 en Euskadi

La consejera de Salud destaca "el menor impacto asistencial" de la enfermedad respecto a marzo

03.09.2020 | 00:51
Imagen de las colas para realizarse las pruebas PCR en el exterior de Ficoba ayer por la tarde.

donostia – Nekane Murga, consejera de Salud del Gobierno Vasco, considera que la expansión del COVID-19 en Euskadi ha entrado, después de unas jornadas con datos muy malos durante la semana pasada, en una fase de "estabilización". "Valorando los nuevos positivos del último día y el hecho de que el porcentaje de positivos en las pruebas se está reduciendo y que el R0 está por debajo de uno, se puede decir que Euskadi comienza a presentar señales de estabilización", señaló en su comparecencia de ayer Murga, que, eso sí, puntualizó que "es preciso esperar que esto se asiente para poder confirmar que nos encontramos en un cambio de tendencia".

El Departamento de Salud dio a conocer ayer tanto los datos diarios –los correspondientes al martes– como el balance de la situación epidemiológica correspondiente a la última semana (24 al 30 de agosto), en la que se produjeron 27 fallecimientos debido al COVID-19, la cifra más alta del mes, ya que en las semanas anteriores se habían producido cinco, tres y 19 muertes, cifra que viene a ser la consecuencia de la escalada tanto de contagios como de ingresos hospitalarios durante el mes de agosto. A los citados 27 decesos de la semana pasada hay que añadir trece personas que han fallecido con PCR positiva aunque el coronavirus no ha sido la causa directa de su muerte. Estas cifras hacen que el número acumulado de muertes por coronavirus –sea el COVID-19 la causa directa o no del fallecimiento– ascienda a 1.711 en la CAV desde el inicio de la pandemia.

"Lo más doloroso son los fallecidos, que siguen siendo demasiados", reconoció Nekane Murga, que reconoció que está "exigiendo un gran esfuerzo lograr no crecer en casos", ya que "es sencillo que aumente el número de personas contagiadas". Por ello, agradeció "la colaboración de la ciudadanía para contener el virus" e insistió en las medidas preventivas para evitar la expansión del COVID-19: "Se debe evitar acudir a lugares concurridos, seguir las recomendaciones de aforo en todos los lugares y tener la mascarilla bien colocada. El contagio se produce con más facilidad en espacios cerrados". También recordó que "buena parte de los contagios se producen en el ámbito familiar", así que pidió que no se baje la guardia.

En cuanto al balance diario, el martes dejó 546 contagios de COVID-19 en Euskadi, una cifra mayor a los 409 del domingo y a los 445 del lunes, aunque está relacionado con el mayor número de pruebas PCR realizadas. De hecho, el martes se realizaron 8.887 test, lo que supone que dieron positivo el 6,1%, el porcentaje más bajo de los últimos días.

Los casos en Gipuzkoa también registraron un ligero repunte, ya que se detectaron 163 casos en el territorio después de los 132 y 146 casos registrados el domingo y el lunes. 59 casos corresponden a Donostia, mientras que Irun tuvo 17 positivos –Osakidetza hizo ayer un llamamiento por un posible brote a raíz de los positivos detectados en el bar Gaztelumendi– y Lasarte-Oria, doce. Además, se detectaron nueve positivos en Hernani y siete en Errenteria, mientras que en localidades como Eibar (un caso) o Elgoibar (cero) va bajando la expansión del virus después de unas semanas complicadas. En cuanto al resto de territorios, el martes hubo 246 positivos en Bizkaia (52 más que la víspera) y en Álava 91, que son dos más que el lunes.

39 personas en la uci La situación hospitalaria también mantiene la tendencia de los últimos días. El martes se produjeron 61 ingresos de personas con COVID-19 en los hospitales vascos, lo que hace que la cifra total de hospitalizados sea de 289, ligeramente superior a la del anterior balance. Quizás el dato más preocupante es que ya son 39 las personas que requieren de cuidados intensivos, seis más que la víspera.

Nekane Murga puso estas cifras en contexto: "Seguimos teniendo cifras elevadas de ingresos en planta y en UCI. 61 personas es un número elevado de hospitalizaciones, pero frente a las cifras de marzo estamos en una quinta parte de los días de mayores necesidades asistenciales". Ahora la mayor parte de los positivos son personas jóvenes, lo que hace que el porcentaje de ingresos "sea menor". Sin embargo, la consejera advirtió de que "está subiendo la edad media de personas que se están infectando, así que el riesgo de hospitalizaciones es superior". En este sentido, señaló que Salud tiene "un plan de contingencia preparado" y que el número de positivos y hospitalizaciones "está dentro del escenario previsto sin grandes cambios organizativos ni necesidad de apertura de nuevos espacios".

confinamiento incumplido Por otro lado, Murga indicó que han contabilizado 165 casos en los que las personas positivas no han cumplido el confinamiento. "Creemos que en algunas ocasiones la falta de un adecuado confinamiento se debe a no conocer las consecuencias y estamos trabajando en reforzar las llamadas e intensificar las explicaciones a las personas que son positivas", indicó.

"Las cifras de ingresos son elevadas, pero estamos en una quinta parte de los días de mayor necesidad asistencial", apuntó Murga

Gipuzkoa registró el martes 163 nuevos positivos, número superior a los 132 y 146 casos detectados el domingo y el lunes