El regreso al cole traerá una “litigiosidad importante” este otoño a Euskadi

La presidenta del TSJPV, Garbiñe Biurrun, advierte de un aumento de demandas en el ámbito de lo social y la familia

31.08.2020 | 00:27
Jóvenes haciendo los exámenes de Selectividad el pasado julio. Foto: Ruben Plaza

donostia – La presidenta en funciones del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), Garbiñe Biurrun, espera una "litigiosidad importante" este otoño en Euskadi en la jurisdicción Social y de Familia, y señala que la extensión de los ERTEs hasta el próximo 30 de septiembre "está conteniendo, de alguna manera, que la situación cambie y pueda abrirse una espita de problemas de despidos o extinciones de trabajo".

En una entrevista en una emisora de radio bilbaina, la también presidenta de la Sala de lo Social del TSJPV manifestó ayer que cree, además, "muy posible" que las medidas adoptadas por el Departamento de Educación para garantizar la vuelta a las aulas pueda tener "también repercusión judicial", como ha ocurrido con normativas acordadas para ámbitos como la sanidad, policía o residencias.

Según indicó, "los trabajadores de determinados centros pueden recurrir por considerar que no se cumplen sus derechos fundamentales y que, incluso, la prevención de riesgos laborales, no está siendo la adecuada". "Todas las medidas pueden ser objeto de control judicial, otra cosa distinta es que se impugnen o no", subrayó.

Por otro lado, afirmó que la situación de los juzgados de lo Social en Euskadi "no es tan mala como se pudiera pensar", aunque ha advertido de que "hay que relativizar mucho, porque aún no ha finalizado el mes de agosto, y septiembre puede ser algo distinto". En ese sentido, dijo que la extensión de los ERTE hasta el próximo 30 de septiembre "está conteniendo, de alguna manera, que la situación cambie y pueda abrirse una espita de problemas de despidos o extinciones de trabajo".

divorcios y separaciones Así mismo, dijo que "todavía la dinámica de las reclamaciones en las demandas en materia Social, por la suspensión de plazos que hubo hasta principios de junio, no se ha retomado", pero "el otoño puede ser como habíamos presumido en su día, que fuera un otoño en el que el incremento de la ligitiosidad fuera claro, pero todavía no se ha producido".

Biurrun manifestó que "se espera que haya litigiosidad importante en la jurisdicción Social" y cree que "también podría haberla en la de familia, porque limitación de la libertad de circulación durante la pandemia ha generado muchos problemas en el ámbito de las relaciones de familia, como divorcios, separaciones, y en su relación con las visitas a los hijos".

También considera que puede verse "hipotéticamente incrementada la litigiosidad" en la jurisdicción Contencioso-administrativa, en la que las multas impuestas durante la pandemia, "si es que se materializan definitivamente, podrían ser impugnadas".