Verter no trasladó ningún informe topográfico previo al derrumbe

Lakua insiste en que la empresa “tenía que haber actuado y comunicarlo a la Administración”

28.07.2020 | 00:18

donostia – La viceconsejera de Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Elena Moreno, afirmó ayer que la empresa Verter Recycling, gestora del vertedero de Zaldibar, no trasladó al Departamento "ningún informe topográfico" notificado a la firma el mismo día de su derrumbe, en el que se aconsejaba la paralización de los trabajos ante el riesgo de colapso por la aparición de grietas.

"Si nosotros, lógicamente, hubiéramos tenido conocimiento de ese informe, hubiéramos actuado, cosa que no ha sido así, y no ocurrió porque la empresa, que es la que tenía que transmitir esa información a la Administración, no lo notificó", puntualizó.

Moreno realizó esta valoración a preguntas de los medios de comunicación durante la presentación en Bilbao del proyecto europeo Iceberg sobre soluciones innovadoras y circulares a los residuos de construcción y demolición en el que participa el Ejecutivo vasco a través de la sociedad pública de Gestión Ambiental (Ihobe), además de la Fundación Tecnalia –coordinadora del consorcio–, Gaiker, y las empresas Serikat, Lezama Demoliciones y Viuda de Sainz, que participarán aportando su conocimiento y colaborando en el desarrollo de las herramientas de soporte a la logística inversa y la validación de todas las soluciones.

Moreno reiteró que el Departamento de Medio Ambiente "ha colaborado desde el primer momento" con la investigación y, ante la existencia de dos notificaciones de un estudio topográfico para que se paralizara la actividad al detectarse movimientos el mismo día que la instalación colapsó, sepultando a dos de sus trabajadores que permanecen desaparecidos, la viceconsejera señaló que "la responsabilidad primera siempre correspondía y ha correspondido a la empresa gestora", que es la que "tenía que transmitirla a la Administración, algo que no ocurrió".

En ese sentido, negó que la responsabilidad sea de la Administración, porque "era de la empresa y así está establecido en las autorizaciones ambientales". "Cualquier cuestión que pudieran haber detectado, tenían, en primer lugar, que haber actuado, y, en segundo lugar, comunicarlo a la Administración, cosa que no se produjo" volvió a subrayar Moreno.

La viceconsejera recordó que la investigación policial "está en marcha". "Están los procesos judiciales en marcha, que son los que tendrán que clarificar lo ocurrido: nosotros hemos trasladado toda la información de que hemos dispuesto y, si nosotros hubiéramos tenido conocimiento de ese informe, lógicamente, hubiéramos actuado, pero no ha sido así", concluyó la viceconsejera.

"Si hubiéramos tenido conocimiento de ese informe, hubiéramos actuado, lógicamente"

Elena Moreno

Viceconsejera de Medio Ambiente