El TC falla que los permisos por parto deben ser iguales a los de otras hospitalizaciones

El sindicato Satse argumentó que no puede haber “discriminación” por sexo

15.07.2020 | 01:10

donostia – El Tribunal Constitucional (TC) ha fallado contra Osakide-tza y en favor del sindicato de enfermería Satse, al considerar que los permisos que se conceden por el ingreso por parto deben ser iguales a los de cualquier otra hospitalización para acompañar a familiares ingresados, y no puede incurrirse en "discriminación" por razón de sexo, según informó la citada central sindical.

Satse recurrió al TC para defender "los derechos de una enfermera" del Hospital de Galdakao, a la que le fue denegada la licencia por hospitalización por parto por una familiar de segundo grado "en las mismas condiciones que en la hospitalización por otro motivo".

La central sindical argumentó, en línea con su "compromiso con la igualdad", que esta interpretación era "una discriminación directa hacia las mujeres" por el hecho de dar a luz, ya que, cuando el permiso "se solicita por la hospitalización de un familiar, hombre", el Servicio Vasco de Salud "no pregunta el motivo del ingreso, mientras que, cuando es mujer, sí". "Infravalora el motivo del ingreso y la necesidad de cuidados que puedan tener las parturientas", alegó.

La sentencia en primera instancia fue denegatoria, pero el sindicato la recurrió y llegó hasta el Tribunal Constitucional que, según apuntó Satse, ha determinado que la interpretación de Osakidetza "es contraria a la prohibición constitucional específica de actos discriminatorios por razón de sexo, lesionando, a su vez, de manera refleja, el derecho de la recurrente a la igualdad y a la no discriminación".

actitud obligada El sindicato de enfermería argumenta que las administraciones públicas "están obligadas a respetar la igualdad de trato y de oportunidades en el ámbito laboral y, con esta finalidad, deberán adoptar medidas dirigidas a evitar cualquier tipo de discriminación laboral entre mujeres y hombres".

En este sentido, exigió también a las empresas privadas, el cumplimiento de la Ley Vasca 4/2005 y la Ley Orgánica 3/2007, "ambas destinadas a la consecución de la igualdad entre mujeres y hombres".

Satse recurrió al tribunal para defender "los derechos de una enfermera" a la que se denegó la licencia por el parto de una familiar

Según el sindicato, cuando el permiso se pide por la hospitalización de un familiar hombre "no se pregunta el motivo del ingreso"