La alarma reduce un 8,8% las denuncias por violencia machista

El confinamiento dificultó a las víctimas poner los hechos en conocimiento de las autoridades

14.07.2020 | 01:30
La situación de alarma sanitaria ha tenido un reflejo directo en la actividad de los juzgados de violencia contra las mujeres y ha hecho caer las denuncias. Foto: Ruben Plaza

donostia – En el primer trimestre de este año los juzgados vascos recibieron 1.287 denuncias por casos de violencia machista, un 8,8% menos de las tramitadas en el mismo periodo de 2019. La cifra de mujeres víctimas de estos delitos denunciados también disminuyó respecto a hace un año –1.238 víctimas, un 12,7% menos que entre enero y marzo de 2019– debido, según el análisis del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), a la alerta sanitaria y el confinamiento en los hogares.

En el conjunto del Estado español, el número de denuncias por violencia machista en el primer trimestre descendió un 10% respecto al mismo periodo de 2019, alcanzando las 36.185, al igual que el número de víctimas, que fue de 34.837, un 9,8% menos. La mitad de estas víctimas mantenía una relación afectiva con su agresor cuando se solicitó la orden de protección, y dos de tres denuncias del total fueron presentadas por la víctima directamente en el juzgado o en comisaría.

La presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del CGPJ, Ángeles Carmona, justificó ayer estas cifras argumentando que el confinamiento decretado a causa del COVID-19 ha podido dificultar a las mujeres la denuncia de agresiones y otras formas de violencia al permanecer las 24 horas del día junto a los agresores. "Los datos estadísticos de este primer trimestre de 2020 empiezan ya a reflejar las consecuencias de la declaración del estado de alarma decretado en nuestro país. El descenso de las denuncias interpuestas por violencia de género demuestra la dramática situación que muchas mujeres han tenido que vivir como consecuencia del encierro causado por la crisis sanitaria del COVID-19. Un encierro junto a su maltratador en un lugar –el domicilio– donde se producen habitualmente los hechos delictivos; un escenario del miedo donde se consuman tres de cada cuatro asesinatos y que la Sala Segunda de nuestro Tribunal Supremo ha descrito en recientes sentencias", señaló Carmona.

los juzgados Los datos aportados por el CGPJ evidencian que el confinamiento tuvo un reflejo directo en la actividad de los juzgados de violencia sobre la mujer de Euskadi y de todo el Estado, a pesar de que sus funciones fueron declaradas esenciales y estos delitos no se vieron afectados por la suspensión de los plazos procesales.

En el caso de los juzgados vascos, entre enero y marzo se presentaron 1.287 denuncias por violencia machista que afectaban a 1.238 mujeres, 812 con nacionalidad española y 426 extranjera. En 23 ocasiones las denuncias no fueron interpuestas por las víctimas o de oficio por la policía, sino que las presentaron los familiares de las mujeres atacadas. El número de mujeres maltratadas que se acogieron a la dispensa de la obligación de declarar contra su agresor fue de 131, un 31,8% menos que en el mismo periodo del año pasado, y de ellas 78 tienen nacionalidad española.

"Las víctimas de la violencia de género siguen siendo un colectivo que guarda silencio en demasiadas ocasiones, si bien en este trimestre hemos visto un nuevo descenso en el porcentaje que se ha acogido a su derecho a no declarar. Desde el Observatorio hemos insistido en la necesidad de implicación de toda la ciudadanía. Precisamente, en los momentos de confinamiento, la actuación del entorno de la víctima deviene esencial para evitar el sufrimiento", subrayó Carmona.

Tras el descenso en las denuncias, la tasa de víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres en Euskadi se situó en el primer trimestre del año en el 11 frente al 12,5 de 2018. La tasa vasca, además, es prácticamente la mitad que la de Baleares, que con un 20,3 es la comunidad con un índice más alto en relación a su población femenina, e inferior a la tasa estatal de 14,4 por cada 10.000 mujeres.

En cuanto a las órdenes de protección, en los juzgados vascos de violencia sobre la mujer se incoaron 161 –un 14,4% menos– de las que 81 fueron aceptadas y 75 denegadas. Además se dictaron 229 sentencias condenatorias, un 5,8% menos que en primer trimestre de 2019, y 16 absolutorias –un 5,9% menos–. El porcentaje de resoluciones condenatorias fue del 93,5%.

Violencia machista

Denuncias. Las denuncias por violencia contra la mujer en los juzgados de la CAV en el primer trimestre ascendieron a 1.287, un 8,8% menos, y las víctimas bajaron un 12,7%, hasta 1.238.

Órdenes. Se incoaron 161 órdenes de protección (un 14,4% menos) de las que 81 fueron aceptadas y se denegaron 75.

Condenados. Hubo 248 hombres enjuiciados frente a los 263 de 2019, lo que supone un descenso del 5,7%. El 92,3% de los enjuiciados fueron condenados.

Tasa de víctimas

11

La tasa de víctimas de violencia machista por cada 10.000 mujeres en Euskadi se situó en el 11 frente al 12,5 de 2018.

noticias de noticiasdegipuzkoa