Ordizia vuelve a la 'fase 2'

La mascarilla es obligatoria desde hoy y se restringe el aforo y el horario en la hostelería

09.07.2020 | 00:59
La imagen de las colas para hacer las pruebas PCR volvió a repetirse ayer en Ordizia.

donostia – Uso obligatorio de mascarillas y limitar el ocio. Estas son las decisiones que ha tomado el Departamento de Salud del Gobierno Vasco para tratar de atajar el brote de Ordizia, que cuenta ya con 48 casos tras los resultados conocidos ayer, cifra que previsiblemente aumentará estos próximos días según se vayan sabiendo los resultados de las pruebas PCR a las que se está sometiendo buena parte de la población del municipio y de los alrededores.

El uso de la protección será obligatorio "en vía pública y en espacios cerrados de uso público, independientemente de la actividad que se vaya a realizar" desde hoy mismo, indicó la consejera de Salud, Nekane Murga. En cuanto al ocio, los locales de hostelería no podrán superar el 50% del aforo en el interior y no se permitirá el consumo en barra, y en las terrazas se deberá guardar una distancia de 1,5 metros entre mesas y personas no convivientes. Además, todos los establecimientos de hostelería, incluidos txokos y sociedades gastronómicas, tendrán que cerrar antes de las 23.30 horas, al igual que las discotecas y locales de ocio nocturno, que solo podrán abrir las terrazas al aire libre con un aforo del 50%. Al igual que el uso de la mascarilla, estas decisiones entran hoy en vigor. "Pensamos que debemos actuar de forma inmediata en el ocio", dijo Murga. También se suspenden fiestas, verbenas y cualquier celebración popular. En cuanto a posibles multas a quienes lo incumplan, Murga fue clara: "Hay instituciones con competencias para poner sanciones, y así será".

Se podría decir que Ordizia regresa a la fase 2 de la desescalada con unas medidas que "se revisarán dentro de ocho días", tal y como explicó la consejera de Salud, que también indicó que hay un seguimiento diario se la situación por si hay que tomar otras medidas o incluso "extenderlas a otras zonas si fuera necesario". Por ahora, eso sí, no se toman decisiones en Beasain, Lazkao e Idiazabal, las otras tres localidades que participan en la comisión de seguimiento de este rebrote porque allí "no se ha detectado una transmisión significativa".

Hasta ayer se habían hecho 1.732 pruebas PCR en las carpas habilitadas para ello en Ordizia y hoy están citadas cerca de 350 personas más, por lo que en cuatro días –de lunes a jueves– se realizarán más de 2.000 test. De las 1.732 pruebas realizadas se conoce el resultado de 1.692, con 28 casos positivos, que unidos a los siete iniciales –que hicieron sospechar que había un foco en Ordizia– y a las trece detectados en otros municipios pero vinculados a la localidad goierritarra, hacen que en total este rebrote cuente con 48 casos "identificados". Número que puede aumentar en las próximas horas, ya que el rastreo "aún no ha terminado". El Departamento de Salud no ha especificado de qué localidad son los 48 infectados, ya que el único dato que ha dado es que de los 28 casos detectados en las pruebas realizadas en las carpas, 21 son de Ordizia.

"Pedimos a la ciudadanía responsabilidad y colaboración, y que cumpla con las medidas ya legisladas. Solo entre todos podremos hacer frente a esta pandemia. La única vacuna ahora somos nosotros mismos", subrayó Nekane Murga, que considera que "la detección precoz de casos y el aislamiento van a ser claves para evitar una mayor transmisión". Alrededor del 10% de los habitantes de Ordizia están ahora confinados, según indicó el alcalde, Adur Ezenarro. "Estamos en un momento crucial para contener los contagios en esta comarca. De las decisiones que tomemos y de la actitud de las personas implicadas dependerá no tener que tomar medidas más drásticas", incidió Murga, haciendo referencia un día más a la necesidad de usar mascarilla.

Las pruebas masivas de PCR y el aislamiento "precoz" hacen que se haya "evitado" una mayor transmisión del virus. La otra buena noticia es que "nadie ha necesitado ingreso" debido a este brote. Considera Nekane Murga que la situación podría estar controlada: "Lo hemos detectado pronto. Si seguimos así, el confinamiento no será necesario".