Las Juntas celebran su pleno itinerante en Bergara

Solo un tercio de los junteros asistieron a una sesión marcada por el COVID-19

03.07.2020 | 01:01
Los junteros fueron recibidos en Bergara con un aurresku. Foto: Efe

donostia – Las Juntas Generales (JJGG) de Gipuzkoa celebraron ayer en Bergara su tradicional pleno itinerante que cada año tiene lugar en una localidad del territorio y que en esta ocasión estuvo marcado por el COVID-19, tanto en las formas como en los contenidos de un evento marcado por las mascarillas y las distancias.

En el contexto de pandemia, la sesión, que tuvo lugar en el Ayuntamiento de Bergara, contó únicamente con la participación de un tercio de los junteros de la Cámara, que además, guardaron las perceptivas distancias de seguridad, mientras que las representaciones del Gobierno foral y de la Corporación municipal, dirigidas respectivamente por el diputado general, Markel Olano, y el alcalde, Gorka Artola, se vieron reducidas a la mitad de sus integrantes.

El acto arrancó con una recepción a las autoridades, encabezadas por el presidente de las Juntas, Xabier Ezeizabarrena, que fueron recibidas en el exterior del Consistorio con un aurresku de honor por un dantzari, para acceder seguidamente al interior del Ayuntamiento escoltadas por los maceros forales, tras escuchar el himno de Gipuzkoa.

A continuación, Olano y Ezeizabarrena firmaron en el libro de honor del Ayuntamiento, mientras que el alcalde hizo lo propio en el de las Juntas Generales, tras lo que se guardó un momento de silencio en memoria de las víctimas de la pandemia y comenzó propiamente la sesión, en la que se aprobó que el pleno itinerante del próximo año tenga lugar en Mutriku.

Durante su discurso, Ezeizabarrena apostó por mantener la apuesta del territorio por las políticas sociales, que suponen a mitad del presupuesto de la Diputación, a pesar del descenso del 25% que se espera en la recaudación fiscal de este año debido a la crisis del COVID-19.

Ezeizabarrena se felicitó también por la respuesta que se ha dado desde Euskadi a la pandemia, al tiempo que agradeció la labor desempeñada por Osakidetza, así como a todos los profesionales sanitarios y a los voluntarios en su esfuerzo por "proteger a las personas y familias necesitadas". Alabó, además, este tipo de "actitudes y valores" que promueven la "confianza y esperanza" y que, según dijo, "deben conservarse en la memoria individual y colectiva para salir mejor de la crisis". "Todos estamos inmersos en esta crisis y nos necesitamos mutuamente, las instituciones y los ciudadanos, para salir adelante juntos", señaló.

El presidente de las JJGG aludió también a la reciente creación en Bergara de una nueva firma, denominada Wolfratex, por parte de cuatro empresas guipuzcoanas, que se dedica a la elaboración de mascarillas para combatir la dispersión del virus.

Ezeizabarrena concluyó su intervención en esta sesión, que da fin al curso político antes de las vacaciones estivales, con un llamamiento a la "responsabilidad" social y al "cuidado" mutuo en los próximos meses frente al COVID-19.

noticias de noticiasdegipuzkoa