alerta mundial por el coronavirus

El Hospital de Eibar acogerá los casos positivos derivados de las residencias

Será el centro de referencia para Gipuzkoa para las residencias de mayores tras recuperar la normalidad el centro sociosanitario Cruz Roja de Donostia

23.05.2020 | 01:14
Markel Olano y Maite Peña con los responsables del centro sociosanitario Cruz Roja de Donostia. Foto: Efe

donostia – La Diputación de Gipuzkoa anunció ayer que reubicará en la tercera planta del Hospital de Eibar, habilitada recientemente como espacio sociosanitario, el centro de referencia para la atención de casos COVID-19 derivados de las residencias de mayores del territorio.

De esta manera, el centro sociosanitario de la Cruz Roja en Donostia volverá en las próximas semanas a atender a las personas allí residentes, que fueron reubicadas en sus domicilios o en otros centros residenciales con motivo de la pandemia, informó ayer la Diputación.

El diputado general, Markel Olano, y la diputada foral de Políticas Sociales, Maite Peña, se reunieron ayer en el centro de la Cruz Roja, ubicado en la calle Matia de Donostia, con su director, Antxon Amunarriz, y una representación del personal sanitario que ha trabajado en la lucha contra el COVID-19.

El encuentro sirvió para compartir una lectura de la evolución de la pandemia, y su incidencia en Gipuzkoa, especialmente entre la población de mayor edad.

Olano anunció que la Diputación reubicará el centro para la atención exclusiva de COVID-19 en la tercera planta del Hospital de Eibar, habilitada recientemente como centro sociosanitario, con un total de 48 plazas.

El equipamiento de Cruz Roja se ha destinado este tiempo a la atención exclusiva de usuarios de residencias positivos de COVID-19 y con insuficiencia respiratoria moderada o grave.

El centro donostiarra, que recibió sus primeros ingresos el 23 de marzo y despidió a la última paciente el 8 de mayo, ha atendido a 89 personas mayores con un máximo al mismo tiempo de 45 ingresadas en las instalaciones, que disponen de un total de 130 plazas.

Olano dio cuenta de que el objetivo ha sido "atender de la mejor manera posible a las personas residentes en la red de centros residenciales contagiadas del COVID-19 y asimismo contribuir a la no saturación del sistema sanitario en Gipuzkoa".

Los residentes que se encontraban en el centro de la Cruz Roja, que tiene 73 plazas sociosanitarias, 32 residenciales y 25 para personas con trastorno mental severo, podrán regresar a las instalaciones en las próximas semanas una vez concluyan las exhaustivas labores de limpieza y desinfección.

Olano destacó el papel "fundamental" que ha jugado el centro de Cruz Roja para la "contención" del COVID-19 en la red residencial y, en general, en el territorio, al ofrecer una atención "eficaz" a las personas ingresadas y preservar su "bienestar e integridad" gracias a "la labor encomiable y entregada" de todo su personal en "momentos de máxima dureza".

"fortaleza y eficacia" El diputado general, quien arrancó su intervención con unas palabras de pésame y de cercanía hacia las familias que han perdido a seres queridos durante la pandemia, afirmó que el conjunto de la red de atención a las personas mayores de Gipuzkoa respondió "con fortaleza y eficacia" a la hora de contener la pandemia.

Para ello, según añadió, fue "vital" la labor de todo el personal, así como la colaboración entre todas las instituciones y agentes sociales concernidos, así como con el Servicio Vasco de Salud.

Olano dijo que las residencias de mayores seguirán siendo la "principal prioridad" de la Diputación para preservar "el bienestar y la salud de las personas residentes y de las trabajadoras", al tiempo que ha señalado que en este nuevo ciclo "serán cruciales las medidas de prevención, anticipación y respuesta rápida".