Las visitas a los centros de mayores de Gipuzkoa se abrirán el 8 de junio

El Plan de Adaptación a la Nueva Realidad busca prevenir y dar una respuesta rápida ante una futura evolución del COVID-19

20.05.2020 | 11:42
Imagen de archivo de la residencia Zorroaga de Donostia.

DONOSTIA - El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y la diputada foral de Políticas Sociales, Maite Peña, han presentado esta mañana el Plan de Adaptación a la Nueva Realidad para los servicios sociales del territorio, que persigue la prevención, la anticipación y la respuesta rápida ante la evolución futura del COVID-19, así como con la recuperación escalonada de las visitas a los centros residenciales y de los servicios modificados con motivo del confinamiento. "La prioridad va a seguir siendo el bienestar, la salud y la integridad de las personas más vulnerables. Para ello, al igual que las medidas de choque para hacer frente al virus se integraron de manera estratégica y planificada en un plan, las medidas de adaptación a la nueva realidad que nos deja la pandemia también se recogen en una hoja de ruta coordinada, ordenada, coherente y preventiva", ha afirmado Olano.

El Plan de Adaptación a la Nueva Realidad para los servicios sociales servirá, asimismo, para garantizar la recuperación paulatina de los servicios sociales manteniendo como referencia la garantía del acceso a los servicios como derecho universal y la protección de la salud pública. En ese sentido, el diputado general ha recordado que la semana pasada, responsables forales y técnicos del departamento de Políticas Sociales, en una fase de contraste, recabaron las aportaciones y sugerencias de diversos agentes, como son los equipos responsables de las residencias y centros de día, entidades del tercer sector, familiares, sindicatos, ayuntamientos y grupos políticos de las Juntas Generales. Olano ha manifestado que el documento "queda abierto" a nuevas aportaciones y modificaciones que puedan realizarse en las fases sucesivas.

"Por tanto, el plan que presentamos hoy es un plan compartido que busca avanzar hacia esa nueva realidad con todas las garantías y con las medidas de seguridad para personas usuarias y para el personal de los servicios sociales, tal y como esta situación excepcional requiere", ha apuntado Olano. En esa línea, según ha subrayado, las residencias de personas mayores seguirán siendo "prioritarias" para la Diputación; se mantendrán medidas especiales de prevención y de higiene, incidiendo en la importancia de la detección precoz y el seguimiento de casos, que se articularán en coordinación con las Unidades de Vigilancia Epidemiológica desplegadas por Osakidetza.

Asimismo, Olano ha detallado que el plan recoge una previsión por la que se irán re-estableciendo escalonadamente las visitas a centros residenciales, de modo que las personas usuarias vayan recuperando de forma "más presencial el calor de sus familias y personas allegadas". Por ello, con el horizonte puesto en el medio plazo, el Plan contempla cinco fases, desde la 0 a la 4. La fase 0 finalizó el 10 de mayo, la fase 1 finalizará previsiblemente el 24 de mayo, la fase 2 se alargará hasta el 7 de junio, la fase 3 hasta el 21 de junio y la fase 4 hasta el 4 de julio. "El avance en las fases estará expuesto, como no puede ser de otra manera, a la situación general y a las directrices sanitarias", ha puntualizado.

Por último, el diputado general ha realizado una valoración del Plan de Choque activado por la Diputación para hacer frente a la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 en los recursos y servicios dependientes del departamento foral de Políticas Sociales. Según ha manifestado, ha sido "una herramienta eficaz" para ofrecer una respuesta "ágil y proactiva" a la hora de contener la pandemia. Fruto de ello, el 93,4% de los centros del territorio se han mantenido libres de esta enfermedad. "Los servicios sociales de Gipuzkoa, el conjunto de la red social y de solidaridad del territorio, se han adaptado a esta situación inédita con total entrega y compromiso", ha valorado.

Por su parte, Maite Peña, ha recordado que el Plan, además de crearse en estrecha coordinación con diversos agentes, también cuenta con la colaboración de las autoridades sanitarias, ya que busca acatar las medidas de seguridad e higiene establecidas y contempla la posibilidad de revisar cada avance en las fases "Aunque hayamos salido de un primer túnel, debemos estar preparados para seguir respondiendo de manera rápida, ágil y anticipada a las situaciones que puedan venir".

La diputada ha señalado que el Plan de Adaptación a la Nueva Realidad es un plan "integral", ya que contempla todos los servicios prestados desde el Departamento de Políticas Sociales –dependencia, discapacidad, enfermedad mental, inclusión social, protección a la infancia y la atención a mujeres víctimas de violencia machista–, además de los recursos, servicios y medidas extraordinarias adoptadas en el contexto del COVID-19 y en el seno del Plan de Choque, el cual sigue en constante revisión y en funcionamiento, y está compuesto por un total de 90 medidas.