El Banco de Alimentos de Gipuzkoa prevé un 33% más de demanda por el COVID-19

11.05.2020 | 15:48
El Banco de Alimentos entrega comida a una asociación el pasado mes de abril.

DONOSTIA - El Banco de Alimentos de Gipuzkoa calcula que el número de personas que necesitarán su ayuda el próximo mes de junio rondará las 24.000, frente a las 18.000 que ha atendido de media hasta ahora, lo que supone un incremento de en torno al 33 %.

La demanda de comida por pobreza "se va a disparar", ha dicho este lunes el presidente de dicha organización, José Manuel Pineda, durante una rueda de prensa telemática ofrecida junto al diputado de Medio Ambiente de Gipuzkoa, José Ignacio Asensio, para dar cuenta de la renovación del convenio de colaboración anual con la Diputación Foral.

Pineda ha dicho que, tras el parón de actividad que el Banco de Alimentos guipuzcoano tuvo que hacer en marzo, por las restricciones y medidas de prevención por la pandemia, en abril ha ido "poco a poco" recuperando sus tareas, cuando ha "detectado" una subida "considerable" de la demanda de comida que les transmiten las organizaciones benéficas, que son las encargadas de distribuirla a los más necesitados.

Los aproximadamente 18.000 beneficiarios mensuales que tenía este Banco hasta el estallido de la crisis sanitaria a mediados de marzo pasado, se convertirán previsiblemente en 23.000 a 24.000, ha estimado Pineda, quien ha dicho que esta entidad no conoce esas cifras "desde los perores años de la anterior crisis".

Según ha indicado, desde el principios de mayo la entidad trabaja "con bastante normalidad", si bien las tareas de "clasificación y recogida" plantea aún ciertos problemas.

El hecho de que la mayoría de sus voluntarios sean personas de edad ha dificultado el mantenimiento de su actividad, si bien ha asegurado que están dando el servicio fundamental gracias a la ayuda de "los jóvenes" y a la recepción de donativos económicos que han "tenido que aceptar" pese a no ser su forma de recaudación, porque "no había otro remedio".

Ha hecho un llamamiento en ese sentido a pagar "bonos de dinero" en las cajas de los supermercados de la cadena Uvesco y Eroski, que posteriormente el Banco de Alimentos de Gipuzkoa podrá canjear por los alimentos más demandados.

El departamento foral de Medio Ambiente ha renovado hoy el convenio de colaboración con esta entidad para el programa "Último minuto", que aprovecha excedentes de alimentos de entidades comerciales.

Dotado con 200.000 euros, la misma cantidad que el año pasado pese a la reestructuración del presupuesto de la Diputación, ha aclarado Asensio, el convenio servirá para financiar la recogida, almacenamiento y distribución de alimentos de dicho programa.

El diputado ha recordado que se estima que se despilfarra aproximadamente un tercio de los alimentos que se producen para el consumo humano en el mundo, lo que supone en torno a 123.000 anuales en Gipuzkoa, de las que un 23 % corresponden al desperdicio y un 77 % a perdidas en la cadena agroalimentaria.