La justicia tampoco da la razón a ELA en las residencias de Arrasate y Zumarraga

El juzgado de lo social de Eibar falla que no se han vulnerado los derechos fundamentales de las trabajadoras y cree que las empresas han actuado con "diligencia en la medida de lo posible"

28.04.2020 | 18:04
Imagen de archivo de la residencia Iturbide de Arrasate.

DONOSTIA - La justicia ya ha fallado cuatro de las cinco demandas por vulneración de derechos fundamentales de las trabajadoras presentadas por el sindicato ELA contra la Diputación y las empresas que gestionan las residencias de Tolosa, Ordizia, Arrasate, Zumarraga y Berra (Donostia). Si la semana pasada dos juzgados de lo social de Donostia rechazaron las denuncias del sindicato contra los centros de mayores de Iurreamendi (Tolosa) y San José (Ordizia), en este ocasión ha sido el juzgado de lo social nº 1 de Eibar el que ha seguido la misma senda, negando a ELA las razones de sus demandas y ponderando la actuación llevada a cabo por las empresas ante la epidemia del coronavirus.

En el caso de la residencia Iturbide de Arrasate, ELA había interpuesto su demanda contra la empresa Servicio Sociales Aita Meni y contra Kabia, el organismo de la Diputación encargado de gestionar las residencias forales. El fallo, recurrible ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, concluye que "la gestión realizada por las demandadas se estima adecuada en base a criterios de exigibilidad, por lo que ha de concluirse que no ha existido en el presente caso la vulneración de derechos fundamentales alegados por la demandante".

La sentencia que firma la jueza Julia María Bobillo Blanco y a la que ha tenido acceso NOTICIAS DE GIPUZKOA, recoge que "la empresa ha seguido las recomendaciones existentes para cada caso teniendo en cuenta que, a pesar de la escasez de material siempre han dispuesto de batas, guantes... realizándose su distribución a criterio de la dirección del centro y todo ello incluso con carácter previo a la declaración del estado de alarma".

La jueza defiende que tanto Kabia como la empresa Servicio Sociales Aita Meni han llevado a cabo "una actuación permanente, continua y lo más diligente posible" al proporcionar a las trabajadores de la residencia información, formación y medios de protección en el desempeño de su trabajo "en la medida de lo permitido por el caos ocasionado por la pandemia mundial que estamos padeciendo".

La resolución sobre el centro Argixao de Zumarraga va en la misma línea. El fallo dice que la empresa (Gerozerlan) "ha seguido recomendaciones existentes para cada caso, teniendo en cuenta que, a pesar de la escasez de material siempre han dispuesto de batas, guantes€ realizándose su distribución a criterio de la dirección del centro y todo ello incluso con carácter previo a la declaración del estado de alarma".