900 sanitarios están afectados por COVID-19 en Euskadi

Supone el 16% del total de los 5.740 casos registrados hasta la fecha en suelo vasco

30.03.2020 | 00:43
Trabajadores de la DYA acudieron ayer al Hospital Donostia a aplaudir al personal sanitario que trabaja allí, tal y como se aprecia en la imagen.

donostia – Un día después de no dar la cifra de personal sanitario contagiado por COVID-19 en Euskadi, el Gobierno Vasco sí facilitó ayer un número –o al menos un porcentaje– por medio de Mikel Sánchez, director de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitarias, que cifró en un 16% "los positivos que corresponden a personal sanitario" sobre el total de afectados por coronavirus en Euskadi, que asciende ya a 5.740 después de que el sábado se registraran 604 nuevos casos.

Son, por tanto, alrededor de 900 los sanitarios vascos que han dado positivo en coronavirus, en la estela de todo el Estado, donde el número de sanitarios infectados ronda ya los 10.000. "El personal sanitario es fundamental y prioritario para nosotros", señaló Mikel Sánchez, que destacó que 3.000 test se han realizado a estos profesionales, lo que supone el 21% del total de 14.071 pruebas realizadas desde el inicio de la crisis sanitaria.

"Garantizar la protección de los sanitarios es nuestra prioridad", indicó el director de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitarias cuando fue cuestionado por la falta de material adecuado para el personal (médicos, enfermeras...) que se está ocupando de los contagiados por COVID-19: "Seguimos recibiendo material y repartimos casi a diario para que la protección de nuestros profesionales sea máxima".

Sin embargo, la preocupación sigue siendo evidente entre el personal sanitario. Este pasado viernes lo expresaba a este periódico Pilar Mendia, enfermera del Hospital Donostia y secretaria territorial del sindicato Satse. "La situación es muy mala, nos están mandando a la guerra con balas de fogueo. No tenemos Equipos de Protección Individual (EPI)", comentaba, añadiendo que ha habido "falta de previsión" en este sentido y que "todo el planeta está pidiendo lo mismo, las empresas son las que son y no dan abasto".

Sobre si la decisión del Gobierno español de prohibir las actividades no esenciales desde hoy mismo podría afectar a la sanidad, Mikel Sánchez respondió que el Gobierno Vasco aún no tiene "el decreto que regula todo esto", así que todavía no puede hacer "una valoración".

más de 1.000 positivos en gipuzkoa En cuanto a las cifras generales provocadas por la enfermedad, Gipuzkoa supera ya los 1.000 afectados, en concreto 1.017, después de que el sábado se registraran 123 nuevos casos, que supone la segunda cifra diaria más alta después de los 144 del jueves. En cualquier caso la subida está siendo constante y la variación de positivos diarios está ligada a la cantidad de pruebas realizadas. El sábado, por ejemplo, se realizaron más de 400 test en el territorio. En Araba la cifra total de contagiados es de 1.947 (168 nuevos el sábado) y en Bizkaia de 2.776 (313 el sábado), cifras que unidas a los 1.017 de Gipuzkoa arrojan la cifra total de 5.740 en Euskadi. En todo el Estado, los casos de coronavirus ascienden ya a 78.797.

evitar un "pico" El número de fallecidos también sigue subiendo, aunque a un ritmo menor, después de que el sábado fallecieran debido al coronavirus 24 personas en suelo vasco, lo que eleva la cifra a 265 desde el comienzo de la pandemia. En Gipuzkoa murieron cinco personas para un total de 35, mientras que en el Estado fallecieron en un día 838 personas, marcando un nuevo máximo que deja el número total en 6.528.

Mikel Sánchez subrayó el "esfuerzo" que está haciendo el Gobierno Vasco en realizar pruebas como manera de atajar la expansión del virus: "Se sigue haciendo un esfuerzo importante para la detección precoz. Ayer (por el sábado) realizamos más de 1.400 test y en total hemos hecho más de 14.000. En media de pruebas por millón de habitantes, hemos hecho 6.430 pruebas, a la par de Italia y por delante de países como Reino Unido, Países Bajos o Francia. La estrategia es evitar un pico de contagios como tal y que sea un crecimiento paulatino para no tensionar nuestro sistema sanitario y poder hacer frente a la situación de meseta que estamos buscando".

Mikel Sánchez subrayó que 3.000 de las 14.071 pruebas en Euskadi (el 21%) se han realizado a personal sanitario