900 20 30 50 asistencia sanitaria

La OMS avisa del rápido avance del virus y urge a los países a producir más material

Insta a hacer el test a todos los casos sospechosos, incluidos los más leves

24.03.2020 | 01:05

madrid – El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, avisó ayer del elevado crecimiento que está teniendo la pandemia del coronavirus en todo el mundo, y exigió a los países que aumenten la producción de material sanitario.

Y es que, tal y como comentó en su balance diario, se tardó hasta 67 días desde que se detectó el primer caso de coronavirus hasta que se diagnosticaron a 1.000 personas; 11 días hasta que se detectaron 2.000 personas infectadas; y sólo cuatro días en diagnosticarse los 300.000 afectados.

"Los números son importantes porque son personas cuyas vidas, y las de sus familias, se han visto totalmente destrozadas, pero lo más importante de todo es lo que hacemos. No se puede ganar un partido de fútbol sólo defendiéndose, sino que hay que atacar también", dijo.

Tedros subrayó la importancia de hacer frente al nuevo coronavirus con iniciativas "agresivas y específicas", entre las que destaca la realización de la prueba a toda persona sospechosa de padecerlo, aislar y tratar a los casos confirmados y poner en cuarentena a las personas que hayan tenido un contacto estrecho con un infectado.

El director general de la OMS reconoció el trabajo realizado por diferentes países para movilizar recursos en favor de regiones "muy afectadas" por la pandemia del coronavirus y que, además, hayan enviado equipos de emergencia médica para atender a los pacientes y proteger a los profesionales sanitarios.

Precisamente sobre estos últimos, Tedros avisó de que sólo pueden hacer su trabajo de una forma "efectiva" cuando están seguros a la hora de realizar su práctica asistencial, por lo que lamentó la publicación de "alarmantes informes" que muestran que muchos sanitarios se están infectando en varios países del mundo mientras atienden a pacientes con el virus.

"Incluso si hacemos todo lo demás correctamente, si no priorizamos la protección de los trabajadores de la salud, muchas personas morirán porque el sanitario que podría haberles salvado la vida está enfermo", afirmó, para advertir de que las medidas implantadas para reducir la propagación del virus pueden tener consecuencias "no deseadas" si se produce una escasez de equipos de protección individual y de materiales esenciales para fabricarlos.

Por ello, pidió a los dirigentes mundiales de que aúnen esfuerzos para aumentar la producción de material sanitario, evitar prohibiciones en la exportación y garantizar la equidad en la distribución de los mismos en función de las necesidades.

En relación a los tratamientos, Tedros destacó el nivel de esfuerzos que se están realizando en materia de investigación para lograr una terapia contra el COVID-19, si bien recordó que el uso de un fármaco sin tener una evidencia científica correcta podría generar "falsas esperanzas" y hacer "más daño que bien".

Por ello, agregó que la OMS ha puesto en marcha el ensayo Solidarity para generar "evidencia sólida y de alta calidad" lo más rápido posible, por lo que animó a todos los países a sumarse a ella con el fin de agilizar los resultados de los nuevos medicamentos y, así, salvar vidas.

Finalmente, y con motivo de la celebración, hoy, del Día Mundial de la Tuberculosis, el director general de la OMS aseguró que es una oportunidad para recordar a los líderes mundiales los esfuerzos a los que se han comprometido para poner fin a las muertes causadas por esta "antigua y terrible enfermedad".

"El mundo está respondiendo correctamente con urgencia y propósito. Hacemos un llamamiento a la comunidad global para aprovechar esa misma urgencia y propósito para la lucha contra la tuberculosis, y para un mundo más saludable, más seguro y más justo", recalcó Tedros.

por países

EEUU despliega la Guardia Nacional. El presidente de EEUU, Donald Trump, ha puesto a disposición de los estados de Washington, Nueva York y California la Guardia Nacional para apoyar sus esfuerzos contra el coronavirus. Nueva York rebasó ayer los 20.000 casos de coronavirus en la zona tras confirmar 5.700 nuevos contagios en el último día.

Denuncian que ya no se hacen pruebas en Wuhan. China asegura que ya no hay contagios comunitarios en el país, pero desde Wuhan afirman que los pacientes que acuden a los hospitales son rechazados sin hacerles la prueba "por motivos políticos, no médicos", según testimonios recogidos por la televisión pública de Hong Kong, RTHK.

4.000 contagios más en Alemania. Alemania sumó ayer 4.000 contagios más hasta situar la cifra de positivos por encima de 22.000, con 86 fallecidos.

francia

860

En Francia son ya 860 los muertos y 19.856 los casos confirmados de coronavirus tras sumar 186 fallecidos y 3.176 casos en las el último día. 8.675 de ellos están hospitalizados y 2.082 en la UCI.