Alerta mundial por el coronavirus

La Diputación traslada a dos ancianos al centro de Cruz Roja

Su estado es "frágil" debido a que sufren patologías previas al coronavirus

24.03.2020 | 01:06
Exterior del centro de la Cruz Roja en la calle Matia de El Antiguo.

donostia – El avance del coronavirus entre los usuarios de las residencias de ancianos de Gipuzkoa ha llevado a la Diputación a autorizar el traslado de dos personas al centro de la Cruz Roja de El Antiguo, en Donostia, que ha sido habilitado para atender a contagiados de este colectivo.

Así lo señaló ayer en un comunicado la portavoz foral, Eider Mendoza, quien explicó que la decisión del traslado de estas dos personas se ha tomado debido a su "frágil" estado de salud. En ambos casos, los ancianos que se han contagiado por COVID-19 sufrían de patologías previas, situación que junto con la edad agrava la evolución de la enfermedad que se manifiesta con graves problemas respiratorios.

Este centro de la Cruz Roja, situado en la donostiarra calle Matia y habilitado para la atención de personas mayores de residencias afectadas por el coronavirus, cuenta con un total de 120 plazas.

El avance avance de esta enfermedad en las residencias y centros de mayores eleva ya a 28 los usuarios afectados, tras informarse ayer de nueve nuevos casos diagnosticados en el centro Caser Residencial Anaka de Irun, con lo que ya son 14 los usuarios infectados por el coronavirus. Precisamente este es el recurso que más casos ha registrado hasta la fecha, con un total de catorce afectados. Le siguen Iurreamendi de Tolosa, con diez; Caser Residencial Betharram de Hondarribia, con tres; y el centro Egogain de Eibar, con un único caso.

Además, también se ha detectado la presencia de este virus en siete personas con discapacidad, seis de ellos usuarios de Uliazpi, en Hondarribia, y una en Berriz 1 de Donostia.

Eider Mendoza recordó que se están tomando "todas las medidas necesarias" en todas las residencias, y explicó que en la instalación más afectada, Caser Residencial Anaka, el servicio foral de bomberos ya "ha procedido a la desinfección de las instalaciones", mientras que "una empresa especializada profundizará en una limpieza específica en todas las habitaciones".

Asimismo, Mendoza comentó que "se siguen realizando todas las pruebas de detección necesarias", tanto a los residentes como al equipo profesional que les atiende

Según dijo, la residencia cuenta además "con el material de protección necesario" y se ha reforzado la plantilla "para seguir haciendo frente a esta compleja situación".

Por su parte, los bomberos de Donostia desinfectaron un centro de acogida social ubicado en el Paseo de Mons, mientras que los bomberos forales de Álava y Bizkaia participan en la desinfección de otros centros de mayores de sus territorios.

Ya son 28 los usuarios de residencias afectados por el COVID-19, tras nueve nuevos infectados en la residencia Anaka de Irun