El Gobierno Vasco confía en licitar la obra de la estación de Ezkio en primavera

Arantxa Tapia y José Luis Ábalos se reunieron ayer en Madrid para dar un nuevo espaldarazo al TAV

14.02.2020 | 06:21
Obras del TAV a su paso por Ezkio.

donostia - El Gobierno Vasco confía en licitar las obras de la estación de Ezkio en primavera y para verano habrá sacado a licitación el proyecto constructivo del tramo Astigarraga-Oiartzun-Lezo. Estas son dos de las grandes ejecuciones que faltan en Gipuzkoa para completar el ramal de la Y vasca en este territorio, un proyecto que estará concluido para el año 2023, según las últimas proyecciones del Ejecutivo de Gasteiz.

La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, y el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, dieron ayer un nuevo espaldarazo a las obras del Tren de Alta Velocidad (TAV). Ambos representantes mantuvieron una reunión en Madrid con el objetivo de dar un "nuevo impulso" a las infraestructuras pendientes en la agenda vasca, entre las que destaca el desarrollo de la Y vasca.

En virtud del acuerdo alcanzado entre ambas administraciones, dos son las principales actuaciones que afectan a Gipuzkoa. Por un lado, el Gobierno Vasco se compromete a dar el visto bueno al proyecto de la estación de Ezkio el próximo mes de marzo para que Eusko Trenbide Sarea (ETS) pueda proceder a licitar la obra.

dos kilómetros del longitud Esta instalación intermodal, que se ubicará entre los polígonos Anduaga y Zozabarro del barrio de Santa Lutzi, tendrá casi dos kilómetros de longitud. Dispondrá de dos vías de apartado a cada lado de las vías generales, con 750 metros de longitud útil por sentido.

Estas vías permitirán, en ambos sentidos de circulación, el estacionamiento de los trenes de viajeros y el apartado de los de mercancías que discurrirán por la línea.

Además, se acondicionará un puesto de banalización constituido por dos escapes para velocidades elevadas, lo que permitirá el intercambio de tráficos entre las vías 1 y 2, dejándose entre ellos una longitud libre de 255 metros.

En el lado derecho de la estación (sentido Behobia), se construirá un edificio para viajeros. Tendrá una única planta y será acristalado, de manera que se puedan visualizar las llegadas y las partidas de los trenes, sin necesidad de salir del recinto. Además, este punto dispondrá de aseos, vestíbulos y puntos de venta de billetes.

A escasos metros se construirá un aparcamiento que ocupará una superficie de 2.656 metros cuadrados y tendrá capacidad para 50 vehículos, al que se accederá desde la carretera GI-3351.

Los usuarios podrán estacionar sus coches en este lugar, donde también podrán hacer uso del servicio de taxis y autobuses públicos. Además, el edificio de viajeros y los andenes estarán separados por un pequeño jardín de 69 metros.

Por otro lado, ayer se selló el compromiso de finalizar el estudio informativo del tramo Astigarraga-Oiartzun-Lezo para marzo de 2020 e iniciar el periodo de exposición pública, para que en paralelo ETS pueda iniciar la licitación del proyecto constructivo.

Este tramo supone un eje de mercancías y la futura conexión del TAV con Francia. Además, en este ramal se asume la "integración del ferrocarril en la cadena logística", lo que lo convierte en un eje "de interés prioritario" para el Ejecutivo que dirige Iñigo Urkullu.

accesos a bilbao y gasteiz Asimismo, en el encuentro celebrado ayer se acordó ampliar la encomienda de gestión para que el Gobierno Vasco ejecute los accesos de Bilbao (tramo Zaratamo-Abando) y Gasteiz (nudo de Arkaute). "El impulso de hoy supone redoblar esfuerzos allá donde más retraso se arrastra, habilitando para ello todos los medios personales y técnicos disponibles", apuntó Tapia.