Gure sagardo berria!

15.01.2020 | 14:10


La cantautora Izaro ha abierto este miércoles la temporada de txotx de este año protagonizando el XXVI Sagardo Berriaren Eguna en la sidrería Alorrenea de Astigarraga, con una nueva sidra "equilibrada y con aromas a fruta fresca", según los productores del Consorcio Sagardun. Izaro ha protagonizado la tradicional plantación de un manzano en la Sagardoetxea de Astigarraga y, a continuación, la cantante ha abierto oficialmente la nueva temporada de txotx al anuncio de 'Gure Sagardo Berria' ('Nuestra nueva sidra', en euskara) en la sidrería Alorrenea de Astigarraga, acto al que ha acudido representantes institucionales, sociales y del sector como la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia.

La cantante vizcaína afincada en Gipuzkoa ha dedicado su brindis a sus amigas y se ha mostrado "encantada" de formar parte de esta "aventura", que ha asegurado era un "honor", ya que la elaboración de la sidra supone "tanto trabajo y tanto tiempo trabajando en ello".

Previamente, en rueda de prensa, el alcalde de Astigarraga y presidente del Consorcio Sagardun, Xabier Urdangarin, el diputado de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural, Imanol Lasa, y el coordinador de la Denominación de Origen de Euskal Sagardoa, Unai Agirre, entre otras autoridades, han dado cuenta de las características de la temporada de txotx de este año.

Según han señalado, la cosecha del 2019 en Euskal Herria se ha traducido en la elaboración de alrededor de 12 millones de litros de sidra, de los cuales alrededor de 8'5 millones han sido elaborados con manzana local. Bajo la certificación de la Denominación de Origen Euskal Sagardoa, 48 sidrerías (41 de Gipuzkoa, 5 de Bizkaia y 2 de Álava) han elaborado 3.000.000 de litros de sidra.

En cuanto a la sidra de este año, los productores de Sagardun han señalado que es "muy equilibrada", tiene "color más alegre que en años anteriores" y es "muy limpia en nariz". Los caldos elaborados tienen "aromas a fruta fresca" y se trata de sidras naturales que presentan "un buen nivel de carbónico debido a una correcta fermentación en la kupela". La producción de manzana, ha sido "muy alta".

Respecto al año pasado la maduración ha venido "un poco más retrasada" y la cosecha ha sido "muy abundante", provocando "problemas de rotura de ramas y troncos y un menor tamaño de las manzanas", especialmente en las zonas de interior.

Para la producción de la sidra con Denominación de Origen Euskal Sagardoa se han utilizado cerca de 5.000.000 de kilos de manzanas prodecentes de cerca de 500 hectáreas de 250 productores de manzana local. Por decimonoveno año consecutivo, a comienzos de septiembre se hizo un control entre Fruitel y Sagardoaren Lurraldea en varias plantaciones de Gipuzkoa para conocer el estado de maduración en que se encontraban las manzanas.

Las variedades que se controlaron fueron 14: Aritza, Errezila, Gezamina, Goikoetxe, Manttoni, Moko, Mozolua, Patzolua, Txalaka, Udare Marroi, Urdin, Urtebi Haundi, Urtebi Txiki y Verde Agria. Sagardoaren Lurraldea ha destacado la labor realizada por el departamento de medio rural de la Diputación Foral de Gipuzkoa durante los últimos años a favor de la manzana local y ha apuntado que desde el año 2016 se han plantado 104,34 hectáreas y se han aceptado subvenciones de 1.163.834 euros para maquinaria y plantación de manzanos.

NUEVO PROYECTO

El Consorcio Sagardun fue creado en 2003 a iniciativa del Ayuntamiento de Astigarraga con el objetivo de promocionar socioculturalmente la sidra y uno de los primeros fue la creación de Sagardoetxea, Museo de la Sidra Vasca. Los responsables quieren ahora "repensar el propio proyecto" y apostar por un nuevo concepto que consiste en "pasar de ser un museo a un espacio que tenga en su eje tres elementos referenciales en Astigarraga: la manzana, la sidra y su cultura".

De este modo, partiendo de la reorganización conceptual tanto del museo como del manzanal, aspira a "dibujar el futuro de la promoción de la cultura de la sidra vasca, fundamentado en el desarrollo tanto económico y sociocultural local como en el del sector de la manzana, la sidra y sus derivados". "Sagardoetxea quiere ser el edificio de referencia de los representantes del sector y de todos los puntos de desarrollo de los derivados de la manzana, con cuatro espacios previstos: institucional-sectorial, tecnológico, social y de producto", ha destacado.