La incidencia de la gripe crece hasta los 116,7 casos por 100.000

El número de fallecidos por complicaciones derivadas del virus sigue ascendiendo a siete en Euskadi

10.01.2020 | 06:24
Cartel de la campaña de vacunas.

DONOSTIa - La actividad de la gripe en Euskadi siguió aumentando en los últimos días del recién concluido 2019 y en los primeros de este 2020, con una tasa de 116,7 casos por 100.000 habitantes, frente a los 75,2 de la semana anterior, aunque el número de fallecidos por esta enfermedad infecciosa sigue estable y asciende a siete, los mismos que a finales de año.

Desde el inicio de la temporada gripal se ha hospitalizado a 207 personas, de ellas 57 en estado grave, según los datos facilitados ayer por el Departamento vasco de Salud, correspondientes a la semana comprendida entre el 30 de diciembre y el 5 de enero.

En la semana previa constaba un registro de siete fallecidos hospitalizados con gripe desde el inicio de la temporada, los mismos confirmados en el último informe. Todos ellos presentaban factores de riesgo o tenían más de 64 años.

La red de atención primaria de Osakidetza ha registrado hasta el momento de cerrar estos datos un total de 1.297 consultas por gripe. Mientras tanto, la edad media de los hospitalizados es de 62 años.

La gripe es una enfermedad vírica, por lo que no está indicado tratarla con antibióticos, ya que no tienen eficacia frente a los virus y solo deben tomarse en casos muy puntuales y siempre bajo prescripción médica. Se trata de una enfermedad molesta, pero benigna en la población sana, y no tiene tratamiento específico. Para hacerla frente se recomienda reposo, beber abundantes líquidos y antitérmicos para atajar la fiebre. Si la fiebre persiste, deberemos consultar con el personal médico.

Dado el alto índice de transmisión y contagio de la gripe, es importante adoptar medidas higiénicas como protegerse frente a la tos y el estornudo, lavarse frecuentemente las manos y utilizar pañuelos desechables, según recuerdan reiteradamente las autoridades sanitarias vascas.

Pese a ese carácter por lo general benigno, la gripe puede causar complicaciones importantes en los habituales grupos de riesgo, como son los enfermos crónicos o las personas mayores de 65 años. El virus se propaga con gran rapidez por su alta contagiosidad y solo en la temporada pasada dejó 1.662 casos de personas hospitalizadas con gripe confirmada, de las cuales 435 presentaron un pronóstico grave. Además, el número de personas fallecidas por complicaciones derivadas de la gripe fue de 79. La última campaña de vacunación se cerró el 31 de diciembre. - Efe/C.M.O. / Foto: J.C.