Siete de cada diez estudiantes de FP Básica siguen en la vida académica

Estos ciclos más flexibles y más prácticos se han convertido en un puente sólido al mercado laboral

08.01.2020 | 06:24
Estudiante de un ciclo de peluquería.

donostia - La Formación Profesional Básica se consolida como una alternativa eficaz para quienes tienen dificultades para culminar sus estudios básicos y, al mismo tiempo, es un puente hacia el mercado laboral. Además de no engrosar la lista de abandono escolar prematuro, más del 70% de quienes estudian FP Básica logran dar continuidad a su formación académica matriculándose en un módulo de FP de Grado Medio, algo que dos años antes habría sido impensable.

Así lo demuestra el balance presentado ayer por Hetel, la red de centros concertados de FP de Euskadi. El curso pasado había matriculados en la FP Básica 4.724 personas: 1.325 estaban en la red pública y 3.399 en la concertada. De estos últimos, el 57% estudiaban en centros de Hetel. "Suele ser un alumnado con necesidades específicas, bien por temas académicos, sociales u otros", explicó Julen Elgeta, presidente de la asociación. De hecho, entre el alumnado de FP Básica de los 25 centros Hetel, con una media de edad de 15 a 17 años, un 26% no habían estado anteriormente escolarizados en la ESO, un 24% no habían estado escolarizados en lenguas de la Comunidad Autónoma, un 13,1% era alumnado con necesidades educativas especiales y un 11% eran jóvenes acompañados por servicios sociales. Además, un 32% eran migrantes -517 chicos y 99 chicas- procedentes de más de 40 países diferentes.

El 72% del alumnado que terminó sus estudios siguieron en un Grado Medio, lo que para Elgeta es "una satisfacción" porque demuestra que "a muchos de ellos y ellas la FP Básica les ayuda a abrirse un hueco en el mercado laboral, sobre todo a las personas migrantes, que son un 32% de quienes realizan FP Básica". En este sentido, el presidente de Hetel señaló que hay que hacer una reflexión sobre lo que aportan estos jóvenes al sistema productivo de Euskadi ya que "tenemos que tener en cuenta que invierten tiempo en su formación y que realizan grandes esfuerzos por conseguir integrarse en nuestra sociedad aportando valor", Un valor que "en más de una ocasión Confebask ha dicho que era necesario y que están demandando nuestras empresas, ante la falta de perfiles de técnicos medios cualificados", puntualizó.

Al margen de en FP Básica, la presencia de alumnado migrante en la red concertada es bastante significativa. En Grado Medio este colectivo supone un 13% del total y en Grado Superior un 7%. La procedencia de esta población, en lo que se refiere al conjunto de la FP, alcanza una diversidad aún mucho más grande, llegando a un origen de 75 países diferentes. Los países con más representación son Marruecos (457), Colombia (129), Bolivia (87), Paraguay, Rumanía, Nicaragua, Venezuela y Brasil.

Los ciclos de FP Básica tienen una duración de dos años académicos y están destinados a personas que no han finalizado la ESO. La metodología pedagógica de estos ciclos se adapta a las características específicas del alumnado. Se fomenta el trabajo en equipo, la tutoría y la orientación educativa y profesional. Superar un Ciclo de Formación Profesional Básica permite obtener el título de Técnico/a Profesional Básico de los estudios realizados, como también, de una cualificación de nivel 1 del Catálogo Nacional de las Cualificaciones Profesionales.