Puigdemont: "Catalunya tiene derecho a la unilateralidad si no hay alternativa"

El expresident de la Generalitat ha afirmado que si el Estado se niega a negociar el pueblo catalán tendrá el derecho "para ejercer la unilateralidad"

26.09.2021 | 16:29
Carles Puigdemont

El expresidente catalán Carles Puigdemont, detenido el jueves en la isla italiana de Cerdeña y puesto en libertad el viernes, ha afirmado este domingo que si el Estado español se niega a negociar con Catalunya su derecho a la autodeterminación y no propone otra alternativa, el pueblo catalán tendrá el derecho "político, moral y de justicia para ejercer la unilateralidad".

"La unilateralidad es una vía no violenta, y por lo tanto es una vía legítima, que no somos los primeros en seguir, lo han seguido otros precedentes en el mundo que han sido avalados por la Justicia internacional. Es un último recurso, nadie nos puede negar este derecho, nadie que se niegue a negociar con Catalunya el derecho a la autodeterminación puede negarnos el derecho a la unilateralidad, obviamente", dijo Puigdemont a los medios en Oristán, donde se ha reunido con un grupo de autoridades locales independentistas.

"Después de intentarlo todo, con las derechas y las izquierdas, con los que les damos apoyo y con los que no, si finalmente la respuesta continúa siendo no, y el único proyecto alternativo a la independencia es el que estamos teniendo, cuatro años de represión de nuestros derechos y nuestros recursos, tenemos todo el derecho político, moral, de justicia para ejercer la unilateralidad cuando estemos en las condiciones para ejercerla", añadió.

Puigdemont ha acudido este domingo a la ciudad sarda de Oristán para reunirse con un grupo de alcaldes independentistas de la isla italiana, en uno de sus últimos actos antes de partir el lunes a Bruselas para seguir con sus labores como eurodiputado.

El encuentro reunió a unos 50 alcaldes, concejales y asesores de partidos independentistas, que mostraron su apoyo al expresidente catalán y le acogieron con aplausos y con gritos de "independencia".

En su intervención, Puigdemont dijo que Catalunya ha renunciado "a cualquier forma de violencia", pero no así "el Gobierno español", y rememoró los sucesos del 1 de octubre del 2017, cuando el Ejecutivo catalán trató de celebrar una consulta popular para decidir acerca de su futuro y se produjeron numerosas cargas policiales.

LA CRISIS CATALANA ES EUROPEA

Afirmó que "la crisis catalana a es una crisis europea" y recordó que Catalunya y Cerdeña comparten el deseo de "construir un estado que sea resultado" del esfuerzo de los ciudadanos.

"Necesitamos seguir colaborando, sardos, catalanes, corsos, vascosâ todos los pueblos europeos que no se acaban de sentir representados en esta Europa oficial. Dicen que es una Europa de las lenguas, pero el catalán no se puede hablar en el Parlamento Europeo", subrayó.

"Catalunya hace cuatro años que vive una dura represión, aquí tenemos a Jordi Sánchez, ha estado casi cuatro años en prisión", dijo, en alusión al actual secretario de JxCat, indultado por el Gobierno tras ser condenado a 5 años de prisión.

Durante el acto, el presidente de la Corona de Logu, la asociación que acoge a estos dirigentes independentistas locales y que organizó el evento, afirmó que la voluntad de estos participantes es que "los sardos puedan ejercer el derecho a autodeterminarse y encuentren su conciencia histórica".

"Muchos trabajamos para llevar la historia sarda a las escuelas. Queremos que se recupere la lengua, el control del destino y del futuro, de la economía, porque vivimos en un mundo en el que gana el más fuerte, y para ser fuerte hay que producir riqueza nacional", destacó.

Claudia Zuncheddu, de la asociación "Sardigna Libera", afirmó que la detención de Puigdemont en Cerdeña "ha despertado muchas conciencias", mientras que Bustinau Cumpostu, de Sardigna Natzione, dijo que "se ha convertido en la bandera de los pueblos que quieren la independencia".

A LA ESPERA DEL 4 DE OCTUBRE

El líder independentista fue arrestado el jueves en el aeropuerto de Alguer, por una orden del Tribunal Supremo español, aunque salió de la cárcel de Bancali en la ciudad de Sassari el viernes, cuando el Tribunal de Apelación decidió que no le iba a imponer medidas cautelares de ningún tipo ni restricciones de movimiento.

Puigdemont volverá a la isla el 4 de octubre para comparecer en la vista en la que se analizarán si se dan las condiciones para su entrega a España, aunque fuentes italianas cercanas al caso han explicado que si no estuviera físicamente presente en territorio italiano, el tribunal establecerá "no lugar a proceder" y terminará el procedimiento judicial.

En declaraciones a los medios, se mostró convencido de que su actual situación se acabará resolviendo: "La decisión de la Corte Europea es clara, no admite dudas. Esta situación no es agradable para mí, pero estoy convencido de que va a acabar bien".

Puigdemont viajó el jueves de Bruselas a Cerdeña para participar en un evento de folclore catalán organizado por Adifolk, cuyo objetivo es promover la cultura catalana y que se ha organizado en la localidad de italiana de Alguer, donde se habla el alguerés, un dialecto del catalán, fruto de la pertenecia de la isla italiana al antiguo reino de Aragón.

noticias de noticiasdegipuzkoa