Urkullu recuerda que su apuesta por revisar el autogobierno está en su pacto con el PSE

Insiste en su oferta con la oposición para sacar adelante unos presupuestos que van a "marcar un nuevo ciclo socioeconómico" de futuro en Euskadi

16.09.2021 | 18:56
Urkullu durante el pleno en el Parlamento Vasco.

"Nuestra actitud de diálogo es total. Lo era cuando no tenía mayoría en este Parlamento y ahora también". Por tierra, mar y aire, el lehendakari ha reiterado que los presupuestos de 2022 serán vitales para sacar adelante a Euskadi y ha emplazado a la oposición a sumarse a la negociación para participar de los mismos. Máxime cuando, ha dicho, a pesar de la fotografía "negativa" que presenta la oposición en sus mensajes, Euskadi es un país atractivo para la inversión y competitivo. Un argumento que ha sostenido con el relato de titulares de noticias sobre la llegada de nuevas empresas a implantarse en suelo vasco o, al contrario, de firmas vascas en expansión en otros lugares del mundo. "La industria vasca ha salido con fuerza de la crisis y volvemos a exportar al mismo nivel que antes dela crisis", ha señalado.

Iñigo Urkullu ha utilizado su primer turno de réplica durante el pleno de Política General que se desarrolla desde la mañana en el Parlamento vasco para insistir en la posibilidad de sacar adelante las cuentas públicas de Euskadi de manera compartida. El jefe del Ejecutivo se ha dirigido especialmente a la bancada de EH Bildu a la que ha recriminado que apoyen con mayor facilidad los presupuestos de los gobiernos de España y Navarra, "porque allí les necesitan", que en tierra propia.

"Sería más fácil si fueran coherentes con la sociedad y ustedes mismos. Nosotros contamos con mayoría absoluta y aún así tenemos la voluntad de llegar a acuerdos. No entiendo que muestren más confianza y adhesión al presupuesto español que al vasco", ha indicado. Asimismo, se ha dirigido a las filas del PP-Ciudadanos para recordarles que la oferta de diálogo también les incluye, si bien son necesarias la "discreción y el realismo" para abordar una negociación con seriedad.

Negociación presupuestaria y posibilidad, también, de negociación entre todos los partidos, ha dicho, para avanzar en un nuevo pacto de futuro sobre el autogobierno vasco. "¿Qué problema hay? yo he expuesto -en referencia a su intervención matinal- términos para dialogar, que hay instrumentos legales para buscar una solución política que dé respuesta a las demandas de la sociedad vasca".

Espíritu del pacto de gobierno conjunto


Una argumentación que también ha dirigido a sus socios de gobierno, los socialistas, que le advertían anteriormente que el Estatus Político vasco "está ya definido y funciona". Aquí, el lehendakari ha recordado que su planteamiento responde al espíritu del pacto de gobierno conjunto y ha insistido en su voluntad de buscar una interpretación flexible "con los instrumentos legales que tenemos". Al respecto, ha reclamado ser "rigurosos" a la hora de interpretar lo que decimos en función del compromiso adquirido.

El lehendakari ha considerado que, pese a las críticas, a su juicio, en momentos "excesivamente dramáticas", la fotografía del momento actual no es "tan negativa" sino que "estamos ante un momento de esperanza". "No es momento de reproches. No he ocultado las sombras, he reconocido errores y he hablado de autocrítica", ha insistido.

Y pese a la "dura travesía" ha agradecido la cercanía política que han mostrado las formaciones que sostienen su gobierno, -PNV y PSE- en momentos duros. Asimismo, ha alabado la respuesta que ha tenido la sociedad vasca ante la pandemia porque "ha sido ejemplar". Igual que la respuesta de Salud y Osakidetza, que han logrado con su esfuerzo que se hayan realizado más test, menos personas se hayan visto hospitalizadas o ingresadas en las UCIs y el ritmo de vacunación haya sido mayor.

También ha confirmado que Osakidetza y Salud están avanzando en la atención presencial, así como que se retomarán de forma gradual los servicios de atención primaria y hospitalaria, entre otros.

Finalmente, el lehendakari ha lamentado que se haya mencionado la falta de apoyo e implicación del Gobierno Vasco en la búsqueda de Joaquín Beltrán y Alberto Soroluce, los trabajadores que fallecieron tras el derrumbe del vertedero de Zaldibar. "No hemos escatimado en recursos y he compartido el dolor con los familiares directos. Es una tragedia que nunca debió haberse producido", ha concluido.

noticias de noticiasdegipuzkoa