La gresca entre Aragonès y Borràs hurga en la sima entre ERC y Junts

El president reta a los escépticos con la mesa a dar alternativas y ella le replica: “la unilateralidad”

11.09.2021 | 00:47
El president Pere Aragonès y la presidenta del Parlament, Laura Borràs intercambian impresiones. Foto: Efe

donostia – Pere Aragonès confirmó que la mesa de diálogo se celebrará en Barcelona el próximo jueves o viernes, y que el martes se conocerá la composición de la delegación del Govern, un equipo al que pidió acudir a negociar "con la máxima unidad". Pero, horas antes de la Diada, su alegato en favor de este foro bilateral y la respuesta que encontró en Laura Borràs solo sirvió para plasmar la distancia estratégica que separa a ERC de Junts. El president retó a los escépticos con la mesa a que presenten alternativas concretas si no están de acuerdo con esta herramienta, y la presidenta del Parlament no tardó en replicarle: "La hay, la unilateralidad".

El líder republicano entiende el escepticismo de sus socios pero solicitó "no menospreciar desde Catalunya" la mesa y "confiar en la fuerza del independentismo". No perdió oportunidad en responder a críticas explícitas como la del expresident Quim Torra, que ve "descarrilado" al independentismo. Aragonès le recordó que fue él quien hace dos años enarboló carteles con el lema Sit and talk para exigir al Estado que se sentara a negociar. "Si alguien cree que, ante la oportunidad que tenemos de discutir delante del Estado el derecho a la autodeterminación y la amnistía, hemos de renunciar a ello, que me diga qué hacemos, que me diga cuál es la alternativa a corto plazo", planteó el Jefe del Govern, para quien "las grandes palabras deben traducirse en hechos concretos sobre cómo avanzamos". "Yo propongo una vía, que es forzar al Estado a una negociación, y pido la máxima fuerza, pido que el conjunto de las instituciones del país estén al lado del Govern para defender una solución democrática al conflicto que tenemos con el Estado, basada en el referéndum y en la amnistía", argumentó Aragonès en Catalunya Ràdio, donde insistió: "Si alguien cree que hay una vía alternativa, que la explique y la concrete de verdad, no solo con palabras".

Borràs entró al trapo degradando la utilidad de la mesa. La presidenta de la Cámara catalana y líder de Junts la redujo a un simple "eslogan" condenado a no dar resultados. Desde su cuenta oficial de Twitter arremetió sin tapujos contra la apuesta del president de la Generalitat: "La mesa de diálogo es un eslogan que hace un año y medio que dura. Ni una sola concreción y tampoco hay nada en perspectiva que no sea el fracaso", consideró. Es más, elevó el tono para señalarle. "Pedir concreción a los demás cuando eres tan pobre en tus concreciones no es aceptable. Pero hay alternativa: ¡unilateralidad!", espetó Borràs. Su contestación se multiplicó a través de las redes con un texto idéntico que publicaron varios dirigentes del partido posconvergente, tanto de la ejecutiva como del grupo parlamentario. La reacción se produce después de que recientemente Carles Puigdemont publicara un mensaje apelando de nuevo a la confrontación y al enfrentamiento con el Estado.

Junts nunca ha escondido sus recelos con la mesa, aunque sus dirigentes no tienen intención de airear ninguna controversia que les haga aparecer como responsables del descarrilamiento de las conversaciones. Sin embargo, las palabras de Aragonès les llevaron a romper este silencio con la intención de demostrar la unidad interna de Junts, también puesta en discusión, respecto a este asunto estratégico.

Previamente, Aragonès había destacado que la mesa ha tenido igualmente "enemigos desde el primer momento" desde determinados "poderes del Estado que han intentado reventarla", y auguró que no le "sorprendería" que en los próximos días alguno de esos poderes intentase generar nuevamente "tensión" para entorpecer la reunión. El líder de Esquerra confía en que "todas las partes estarán a la altura de la importancia política" de esta cita y, por eso, cuenta con que acudirá Pedro Sánchez, sin aclarar si él asistiría si el presidente español decide finalmente ausentarse.

Por su parte, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, espera que la suspensión del proyecto de El Prat "no interfiera en la mesa del diálogo" ni en los Presupuestos Generales. "Nuestra voluntad de diálogo, de acuerdo, de avanzar, de reconstruir los puentes y de recuperar el espacio de la política en Catalunya y de desbloquear asuntos importantes sigue siendo la misma", valoró.

advertencia del president a moncloa

El Prat "no saldrá gratis" a Sánchez

Desconfianza. Pere Aragonès evitó concretar si la suspensión del proyecto de El Prat afectará directamente al desarrollo de la mesa de diálogo, pero avisó a Pedro Sánchez de que "no es gratis ni inocua esta maniobra". El Jefe del Govern aseguró que ambas partes acordaron el 2 de agosto que los detalles de la ampliación se abordarían después en el marco del plan director, y que nadie del Gobierno español le trasladó en los últimos días ningún malestar por ciertos posicionamientos de dirigentes republicanos. Admitió que la confianza ha quedado "muy mermada" y cree que desde Madrid se ha intentado esconder las diferencias entre PSOE y Unidas Podemos.

"Si alguien cree que hay una vía alternativa, que la concrete de verdad, no solo con palabras"

pere aragonès

President de la Generalitat

"Pedir concreción a los demás cuando eres tan pobre en tus concreciones no es aceptable"

laura borràs

Presidenta del Parlament

"Nuestra voluntad de diálogo, de acuerdo, de reconstruir los puentes, sigue siendo la misma"

raquel sánchez

Ministra de Transportes

noticias de noticiasdegipuzkoa