Ciudadanos no se rinde y esgrime el liberalismo para desmarcarse del PP

Clausura su convención tratando de marcar distancias con los de Casado

19.07.2021 | 00:07
Inés Arrimadas en la clausura de la convención. Foto: E. P.

madrid – Ciudadanos reivindicó ayer el liberalismo para tratar de dejar claro que no son conservadores como el PP, desmarcándose así de la derecha, al tiempo que trasladó el mensaje de que no se rendirán y de que mantienen los valores fundacionales de 2006.

"Nos vamos a dejar la piel como hemos hecho desde el primer momento", insistió la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en la clausura de la primera convención política de la formación celebrada el pasado fin de semana en Madrid, donde no se escuchó una voz discrepante y tampoco se pronunció el nombre de Albert Rivera.

Ante un escenario en forma de cuadrilátero, la cúpula mayor de Ciudadanos arengó a sus afiliados y simpatizantes para intentar recobrar la ilusión y recordar que existe un espacio de centro liberal, que no es el conservadurismo del PP ni la socialdemocracia del PSOE.

"No tiene nada de malo ser conservador ni ser socialdemócrata, pero no tiene nada de liberal ser una cosa u otra", fue la frase más repetida de Arrimadas en los dos días del cónclave, al tiempo que criticó al bipartidismo que "solo quiere los votos de la gente del espacio liberal".

Recordando al expresidente del Gobierno de UCD Adolfo Suárez y a los liberales del siglo XIX los dirigentes de Ciudadanos salieron del congreso convencidos de que tienen que trabajar por un espacio que no existe en España y que si ganan les hará despegar.

"Tenemos todo para despegar pero solo podremos si el espacio del centro liberal y reformista está fuerte", aseguró Arrimadas no solo a sus afiliados sino también a los votantes decepcionados con el PSOE, o a los del PP que no quieren un liberalismo "a trozos".

"Aquí encontrarán un proyecto moderno y reformista", señaló en su discurso final que ha terminado con ovación en pie.

Durante dos días Ciudadanos se ha reivindicado ante un foro de 300 personas como "el partido de la política útil", que "adora" la libertad, pero con igualdad y solidaridad; que son un partido que no obliga a elegir y que tienen una ideología "permeable" para incluir más ciencia e innovación y políticas más verdes.

Pero todo bajo el constitucionalismo y contra los nacionalismos –así lo dejó claro Inés Arrimadas– tras criticar que el progresismo sea contar con los "mantras separatistas" y reivindicar la bandera española "que representa la unión y la igualdad".

Mesas sobre ecología, economía, libertad, derechos, educación, municipalismo o comunicación han protagonizado debates de los que han salido propuestas que ahora tendrá que analizar el Consejo General de la formación naranja en su próxima reunión, aunque fuentes de la dirección señalan que el documento se difundirá con el nuevo curso político.

Muchas de estas propuestas exigen cambiar la legislación, señaló el vicesecretario general Edmundo Bal que también afirmó que el cambio de logotipo no ha estado sobre la mesa.

"Nuestro nombre estuvo muy bien elegido", zanjó Arrimadas que, por si había duda, explicó a los asistentes que representa el valor de la ciudadanía "por encima de dogmas ideológicos".

Lo cierto es que en este cónclave de una formación en claro declive los afiliados de base también se preguntaron por la "falta de definición ideológica" y los dirigentes prometieron tomar nota.

Eso sí, barones territoriales, como el vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, –una de las voces más críticas con el partido– o el vicepresidente del gobierno de Andalucía, Juan Marín, así como la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís; cerraron filas en favor de un partido que ven con futuro a pesar de la decadencia que han sufrido en las urnas en los últimos dos años.

En el cónclave no se mencionó el transfuguismo ni la frustrada moción de censura al Gobierno del PP en Murcia.

Y lo que sí se mostró fue mucho coaching, liderado sobre todo por Edmundo Bal, que transmitió su "felicidad" por pertenecer a Ciudadanos: "Es el único partido en el que voy a militar".

Mientras, Arrimadas cogió el testigo y afirmó sentirse "muy orgullosa" tras llegar hace diez años a un partido que "no se mira el ombligo".

"Tenemos todo para despegar pero solo podremos si el espacio del centro y reformista está fuerte"

inés arrimadas

Presidenta de Ciudadanos

noticias de noticiasdegipuzkoa