Iparralde celebra hoy la segunda vuelta de las elecciones locales

EH Bai competirá en siete de los doce cantones para el Consejo Departamento de los Pirineos Atlánticos

27.06.2021 | 00:45
En la imagen, al primera vuelta de las elecciones celebrada la pasada semana. Foto: Frank Dolosor

donostia – La región de Nueva Aquitania vive hoy una jornada electoral inédita con la presencia en la segunda vuelta de cinco listas. De las ocho candidaturas que se presentaron a los comicios, cinco superaron el 10% de los votos, la condición para mantenerse en la segunda ronda. El presidente saliente, el socialista Alain Rousset, de 70 años, está dispuesto a afrontar una quinta legislatura. El domingo pasado se impuso con un 28,8% de los sufragios a la ultraderecha (18,2%), los macronistas (13,7%), los conservadores (12,46%) y los ecologistas (12,08%). Teniendo en cuenta los malos resultados del partido de Marine Le Pen, el hecho de que la lista pro-Macron y los Republicanos no hayan conseguido una alianza, la lista socialista tiene posibilidades de conseguir la victoria, aunque sus desacuerdos con los ecologistas sobre cuestiones como el TAV, le llevará a presentarse en solitario, prescindiciendo del pacto que le ha permitido gobernar estos últimos 6 años. El socialista apuesta por presentarse en solitario con el objetivo de gobernar sólo la región que va de Hendaia hasta Poitiers, dónde se ubica el Futuroscope, y que cuenta con más de seis millones de habitantes. El pasado domingo, la abstención superó el 60 por ciento.

Cantonales Además, 234.708 ciudadanos de Lapurdi, Baja Navarra y Zuberoa también tienen que designar hoy a sus representantes en el Consejo departamental de Pirineos Atlánticos, cuya sede se encuentra en Pau. En los doce cantones de Euskadi norte, las tres candidaturas que el pasado domingo obtuvieron algo más de la mitad de los votos en sus respectivos distritos no pudieron hacerse con los escaños correspondientes dado que su resultado no alcanzo el 25% del censo. La alta abstención, que fue de más del 60% en Iparralde, quince puntos más que en 2015, es la responsable de esta situación. La participación apenas llegó al 30% en cantones como Biarritz o el norte de Baiona.

El centro derecha se impuso en diez de los doce cantones en unos comicios en los que se presentan en coalición desde la primera ronda para evitar luchas fratricidas entre miembros del Modem, UDI, La República en Marcha y Los Republicanos. La denominada "Mayoría Departamental" del centrista Jean Jacques Lasserre aspira a seguir gestionando una institución cuyo presupuesto asciende a 825 millones de euros y que se dedica a gestionar ayudas sociales, servicios de emergencia, carreteras, transportes y parte de la enseñanza secundaria. Según los primeros resultados, mantendría mayoría e incluso podría ganar cuatro nuevos escaños correspondientes a los cantones de Errobi-Aturri y Pau.

Hoy los candidatos pro-Lasserre se enfrentarán a candidaturas de EH Bai, del partido socialista e incluso de los verdes por primera vez en el cantón de Biarritz. En seis años, el centro derecha, los socialistas, los comunistas, y la ultra derecha han perdido miles de votos en Euskadi norte. La coalición EH Bai, que agrupa Abertzaleen Batasuna, Sortu, Eusko Alkartasuna e independientes es la única fuerza que ganó votos, tres mil concretamente, en una jornada marcada por la alta abstención.

EH Bai La izquierda abertzale continua extendiendo su implantación en todo el territorio y ha conseguido pasar a la segunda ronda en siete de los doce cantones, dos más que hace seis años. EH Bai se ha convertido en la segunda fuerza de Iparralde, la primera en numerosas localidades y por primera vez es la fuerza más votada en el cantón de Hendaia, habitual feudo socialista. La coalición suma 21.000 papeletas y alcanza un 24% de los votos emitidos, ocho puntos más que en 2015.

Además de mantener la de Uztaritze y obtener varias alcaldías como Urruña, Ziburu o Itsasu en las elecciones municipales del año pasado, hoy EH Bai podría hacerse con los dos escaños correspondientes al cantón de Hendaia. El domingo obtuvo 157 votos más que la candidatura socialista y hoy el binomio compuesto por Iker Elizale y Annie Poveda podría contar con el apoyo de los candidatos que quedaron eliminados y que no ven con malos ojos obstaculizar la trayectoria de la candidata socialista y primera tienente de alcalde de Hendaia Chantal Kehrig y del concejal Frédéric Tranché. El duelo será muy reñido también en el norte de Baiona dónde el candidato independiente y euskaltzale Joseba Erremundeguy llegó en primera posición delante del consejero departamental saliente, el socialista Christophe Martin. La suma de los votos de la izquierda tendría que darle hoy una nueva victoria a Martin en un distrito en el que la noche electoral promete ser de infarto, dado que en numerosas ocaciones tan solo unos votos separan las distintas candidaturas.

Por su parte los jeltzales apoyan la candidatura de los primeros ediles de Hazparne y Luhuso Isabelle Pargade y Jean Pierre Harriet que con un 53,17% de los votos se han clasificado para la segunda vuelta en la que se enfrentarán a EH Bai (35,99%) después de que la extrema derecha quedara eliminada (10,83%). EAJ-PNB también apoyaba la candidatura del centrista Peio Abeberry en Biarritz y cuyo suplente era el jeltzale Christophe Lamboley Depoire.

noticias de noticiasdegipuzkoa