Los actos institucionales tensan el final de la campaña en Madrid

Socialistas y 'populares' se cruzan acusaciones de "electoralismo" de cara al 4-M

01.05.2021 | 01:16
La candidata de la ultraderecha, Rocío Monasterio, ayer, en una visita a una fábrica de quesos. Foto: E.P.

donostia – La campaña madrileña ha estado protagonizada por una incesante tirantez entre los dos bloques y en los días finales la tensión no iba a ser menor. Si a mitad de la carrera electoral las amenazas por carta a numerosos políticos fueron el punto discordante, ayer estas dieron paso a las acusaciones cruzadas de "electoralismo" entre el PSOE y el PP, a cuenta de varios actos institucionales que los partidos estarían utilizando a su favor.

En primer lugar, los socialistas madrileños reclamaron ayer a la Junta Electoral Provincial que aperciba a la presidenta Isabel Díaz Ayuso para que el acto institucional del Dos de Mayo no sea empleado con fines "electoralistas". De esta forma, el PSOE quiere que la Junta inste a Ayuso –que ya ha sido sancionada en diversas ocasiones por usar su cargo de presidenta para alegatos partidistas– a que sea neutral en la jornada festiva de mañana.

"Los actos institucionales de celebración del Dos de Mayo, como Día de la Comunidad de Madrid, son los actos de todos los madrileños, por lo que, al celebrarse estos actos en pleno proceso electoral, y precisamente el último día de campaña, a la Junta Electoral le corresponde velar por que estos actos no se conviertan en contenido y escaparate electoral de una sola de las formaciones concurrentes", argumentan los socialistas en su escrito elevado a la Junta.

Por su parte, el PP también aprecia electoralismo en actos institucionales del Gobierno español y de Pedro Sánchez. En concreto, en el Consejo de Ministros y la rueda de prensa posterior previstos para el próximo martes, el mismo día de la cita con las urnas. A pesar de ello, Moncloa no tiene intención alguna de modificar su plan semanal y mantendrá ambos actos en su agenda en lugar de desplazarlos a otro día de la semana.

Quien sí ha cambiado la agenda por la celebración de las elecciones madrileñas el 4-M es la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que ha optado por aplazar al miércoles la próxima reunión de la Junta de Portavoces de la Cámara Baja, prevista en un principio para el martes.

noticias de noticiasdegipuzkoa