La extrema derecha llega al Gobierno de Murcia

04.04.2021 | 02:13
Miles de personas secundaron la protesta en Murcia. Foto: Efe

donostia – Varios centenares de personas secundaron ayer la concentración de la Plataforma por la Educación Pública, la llamada Marea Verde, frente a la sede del Gobierno regional para mostrar "su firme rechazo" a que la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno de Murcia "caiga en manos del fascismo". Así lo expresaron con cánticos y pancartas en alusión al partido Vox, antigua formación de la que será, a partir de esta tarde, nueva consejera de Educación y Cultura de la Región de Murcia, María Isabel Campuzano.

La entrada en el Gobierno regional de Campuzano se produce después de que los tres diputados autonómicos expulsados de Vox votaran en contra de la moción de censura presentada por PSOE y Ciudadanos para desalojar al PP del Ejecutivo, dirigido por el Fernando López-Miras. El voto en contra de estos tres diputados expulsados de Vox –Campuzano, Francisco José Carrera y Juan José Liarte– junto al de otros tres diputados expulsados de C's fue crucial para evitar que la moción prosperara en la Comunidad, impidiendo que sumara la mayoría necesaria. El juego de cartas también ha beneficiado a los parlamentarios que dejaron la formación naranja, ya que Isabel Franco, Valle Miguélez y Francisco Álvarez, pasaron también a ocupar cargos de consejeros en el Ejecutivo.

Campuzano aseguróa yer mismo que mantendrá "la defensa de la libertad de los padres para decidir la educación de los hijos, y aquí entra no solo lo que llamamos el pin parental, sino muy especialmente la defensa que debemos organizar frente a los ataques a esta libertad que supone la ley Celaá". "Son los padres los que mejor saben que les conviene y necesitan sus hijos, y no el Estado el que por decreto determine como deben ser educados", ahondó, para concluir que "debemos luchar todos unidos, porque en eso es muy poco lo que nos separa y mucho lo que tenemos que ganar".

Blanquear a la ultraderecha No obstante, el nombramiento de Campuzano sacó a las calles a numerosos ciudadanos de Murcia. En el mismo participaron diversas formaciones, como Podemos. Su coordinador autonómico y diputado, Javier Sánchez Serna, se cuestionó "quién puede blanquear más a la extrema derecha que quien la mete en el Ejecutivo regional", y añadió que López Miras ha consumado "la infamia entregando la educación y la cultura de la Región de Murcia a los ultras". Por su parte, el diputado socialista Antonio Espín subrayó que la marcha de ayer "es la respuesta de la sociedad, que se niega en rotundo a que la educación y la cultura caigan en manos del fascismo. Seremos la única comunidad autónoma en dejar la educación y la cultura en manos de la ultraderecha", prosiguió.