Bildu rechaza ser calificada como ‘heredera de ETA’

Aizpurua se queja a Batet y avisa de que no admitirán que se les llame así en el Congreso

23.03.2021 | 00:36

DONOSTIA – La portavoz parlamentaria de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, ha advertido a los demás grupos del Congreso de que no aceptará que se les defina como "herederos de ETA", calificativo con el que suelen denominar a sus diputados partidos como PP, Vox o Ciudadanos. Aizpurua hizo este aviso el pasado martes, en la última reunión de la Junta de Portavoces, a raíz de una moción de C's que se debatía ese mismo día en el pleno para censurar la política de acercamiento de presos de ETA a cárceles vascas. Los de Arrimadas se refirieron a Bildu como partido "heredero del terrorismo".

Ante esta redacción, Aizpurua aprovechó para quejarse de que la Mesa hubiera admitido a trámite la citada moción con una referencia que juzga "inaceptable", según consta en el acta de la citada reunión de la Junta de Portavoces. Pese a que se le informó de que existen precedentes en la misma línea que también han sido calificados por el órgano de gobierno del Congreso, Aizpurua criticó que existe "una doble vara de medir" y avisó de que a partir de ahora cabría referirse a otras fuerzas políticas como "herederas del franquismo o del fascismo", incidiendo en que no van a tolerar este tipo de "injurias".

Respuesta al PSE Por otro lado, Maddalen Iriarte, portavoz de EH Bildu en la Cámara de Gasteiz, aseguró al líder del PSE de Gipuzkoa, Eneko Andueza, que socialistas como Eguiguren o Rodríguez Zapatero han dicho, "en más de una ocasión, que Otegi ha sido un hombre de paz". Iriarte se refería así a las declaraciones de Andueza en las que acusó a Otegi de "reírse de la sociedad vasca" y advirtió de que "si no está ETA es porque ganó la democracia y hubo dos gobiernos socialistas que apostaron por los instrumentos y las herramientas del Estado de Derecho para derrotarla".

Iriarte también acusó al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de mirar hacia otro lado con las denuncias de torturas interpuestas en los tribunales durante su etapa como magistrado.