El foco se sitúa en los ‘ongi etorris’

Covite critica que la reforma no distinga las expresiones artísticas o en redes de los recibimientos a los presos

10.02.2021 | 00:24

donostia – Al hilo de la intención de reformar delitos que pueden afectar a la libertad de expresión, desde el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) se criticó ayer que Unidas Podemos, al proponer la supresión del artículo 578 del Código Penal, que tipifica el enaltecimiento del terrorismo y humillación de las víctimas, "obvia deliberadamente" que en la CAV y Navarra se rinden homenajes a los reclusos de ETA cuando salen de prisión. A su juicio, con su proposición se "centra exclusivamente" en criticar las condenas que se han producido por expresiones de apoyo al terrorismo en redes sociales o manifestadas por cantantes u otros artistas.

La presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, subrayó en un comunicado que va a continuar reclamando la aplicación de dicho artículo mientras se sigan produciendo actos públicos a terroristas de ETA "en las mismas calles" en las que fueron asesinados sus familiares, unos homenajes de los que el colectivo de víctimas tiene documentados desde finales de 2016 un total de 151. Asimismo, reprobó que Podemos utilice el argumento de que "ni ETA, ni GRAPO ni su entorno están ya activos" ya que quedan "docenas de terroristas por detener, no se ha llevado a cabo la operación policial de disolución y su entorno social y político sigue igual de activo en la legitimación del terrorismo que cuando mataba".

Ordóñez remarcó que "este es el mismo argumento que utiliza la Audiencia Nacional (AN) para no aplicar" el artículo 578, "que ha servido para condenar a dirigentes de la izquierda abertzale como Arnaldo Otegi o Tasio Erkizia". Asimismo considera que la AN es la "única institución" que niega lo que denuncian las víctimas y califica "los homenajes a etarras como manifestaciones de alegría" y responsabiliza a dicho tribunal de que estos actos se sigan celebrando con "total impunidad".

Recientemente, el Foro Bilbao para la Paz pidió que este tipo de recibimientos y homenajes a presos de ETA "como si fueran héroes" se desarrollen en la intimidad porque pueden llegar a suponer una "humillación para las víctimas".