Defensa salda la crisis en el Ejército con un nuevo Jemad

El almirante López suple al general Villarroya, que cesó por saltarse el protocolo de vacunación del COVID

27.01.2021 | 01:04

madrid – El Consejo de Ministros aprobó ayer el nombramiento como nuevo Jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad) del hasta ahora jefe de la Armada, el almirante Teodoro López Calderón. El nombramiento tiene lugar después de la renuncia del general Miguel Ángel Villarroya como jefe de la cúpula militar tras la polémica por las vacunaciones en las Fuerzas Armadas y que desató una crisis que alcanzó al Ministerio de Defensa que lidera Margarita Robles. Villarroya recibió la vacuna del COVID-19 junto a otros altos mandos militares dentro de la campaña de vacunación en las Fuerzas Armadas. El ya exJemad saldó su dimisión "con la conciencia tranquila" y defendiendo haber seguido los protocolos establecidos, pero pidiendo su baja a la dirigente socialista con el objetivo de no dañar la imagen de las Fuerzas Armadas.

El almirante López Calderón es natural de Cartagena (Murcia) y salió de la Academia en el año 1978. Desde entonces ha ocupado numerosos destinos tanto nacionales como internacionales. Ha estado destinado en las fragatas Numancia, Asturias, Extremadura y Corbeta Descubierta. También estuvo integrado en el Estado Mayor del Mando Norteamericano del Atlántico Sur.

Según detalla la Armada, entre sus destinos en tierra destacan el de comandante del Mando de Operaciones, así como, en el mismo Mando, los de jefe del Estado Mayor y adjunto para Operaciones al Jefe del Estado Mayor. Asimismo ha estado destinado como presidente de la Sección Española del Comité Permanente Hispano-Norteamericano, jefe de la Sección de Planes Estratégicos de la División de Planes del Estado Mayor de la Armada, jefe de Operaciones del Estado Mayor del Mando Operativo Naval y consejero técnico en el Gabinete Técnico del Ministro de Defensa. Con esta decisión, Robles respeta la regla no escrita de las Fuerzas Armadas que fija una rotación entre los dos Ejércitos y la Armada en el puesto más alto de la cúpula militar. Villarroya es general del Ejército del Aire y su antecesor, Fernando Alejandre, lo era del Ejército de Tierra, por lo que este era el turno de un almirante de la Armada.