El nuevo juicio del ‘caso Bateragune’ puede tardar meses

Unas 180 concentraciones en toda Euskal Herria protestan la decisión del Tribunal Supremo

19.12.2020 | 23:58
Arnaldo Otegi y Arkaitz Rodríguez, en el centro de la imagen, en la concentración de ayer en Bilbao. Foto: Efe

donostia – El nuevo juicio al líder de EH Bildu Arnaldo Otegi por tratar de reconstruir la ilegalizada Batasuna y que el Supremo ha ordenado a la Audiencia Nacional repetir tras anular la sentencia por la que en 2012 fue condenado a 6 años y medio de cárcel por pertenencia a ETA, puede tardar meses en celebrarse por diversos motivos.

En primer lugar debe constituirse un tribunal con diferentes magistrados a los que juzgaron esta causa –el intento de reconstruir Batasuna a través del grupo Bateragune–, y que correspondió a la sección cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. De este modo, corresponderá a los dos magistrados de esta sección que no intervinieron en este procedimiento, Carmen Paloma González y Fermin Echarri, celebrar la nueva vista oral, según fuentes consultadas en la Audiencia Nacional.

Para completar el tribunal será por tanto necesario incorporar a otro magistrado de las tres secciones restantes de la Sala de lo Penal, decisión que aún no se ha tomado, dado que antes de poner en marcha la maquinaria judicial, el Supremo debe remitir a la Audiencia Nacional la sentencia en la que acuerda la repetición de este juicio y que se notificó ayer, días después de hacerse público el fallo.

Uno de los primeros obstáculos que tendrán que despejar esos tres magistrados será decidir sobre la situación de uno de los seis acusados en esta causa por ser actualmente diputado en el Parlamento Vasco y por tanto aforado, Arkaitz Rodríguez.

Además existen problemas con la disposición de salas y los asociados a la pandemia. Por todo ello, las fuentes consultadas han destacado que el juicio no será "inmediato" a no ser que el tribunal aprecie "un motivo" de urgencia, que consideran que en este caso no se daría, y si bien han admitido que es difícil "aventurar" cuándo podrá celebrarse han considerado que por todas estas cuestiones que Otegi puede tardar meses en volverse a sentar en el banquillo de los acusados.

concentraciones Por otra parte, un total de 188 municipios en la CAV y Nafarroa acogieron ayer concentraciones de protesta por la decisión del Supremo de celebrar un nuevo juicio por el caso Bateragune. Las concentraciones, que también se desarrollaron en Hendaia así como en Galicia y Catalunya, contaron con la presencia de representantes de EH Bildu, PNV, Podemos, Ezker Anitza y de los sindicatos ELA, LAB, Steilas y CCOO, entre otros.

En el caso de Bilbao, en la que tomaron parte alrededor de 300 personas tras una pancarta en la que se podía leer Demokrazia, contó con la presencia del coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, y del secretario general de Sortu, Arkaitz Rodríguez, ambos encausados en Bateragune. También se pudo ver a los burukides del PNV en Bizkaia Miren Araneta y Jon Andoni Atutxa; al diputado de Unidas Podemos Roberto Uriarte; al parlamentario de Elkarrekin Podemos Iñigo Martínez; así como a la secretaria general de CCOO Euskadi, Loli García, entre otros.

El miembro de la Mesa Nacional de EH Bildu Unai Urruzuno denunció la existencia de "sectores muy poderosos" del Estado que se opusieron en su momento a un "escenario de paz" y que ahora "buscan una "involución y una salida de corte autoritario". "Son sectores y aparatos del Estado que promueven decisiones como la del Supremo.