Urnieta recopila la vulneración de derechos humanos entre 1936 y 1948

Publica dos tomos que recogen la represión que sufrió la localidad en la Guerra Civil y el primer franquismo

12.12.2020 | 00:09
Representantes de Aranzadi, de la Diputación y de los ayuntamientos de Urnieta y Lasarte-Oria. Foto: A.M.

Urnieta – El espacio de artes escénicas Sarobe acogió ayer la presentación del libro Urnieta, 1936-1945 Conculcación de los Derechos Humanos y represión durante la Guerra Civil y el primer franquismo. Si bien la localidad no fue bombardeada ni se convirtió en frente de cruentas batallas, sufrió mucho a raíz de la Guerra Civil, quedando destruido gran parte del pueblo, del que huyeron centenares de vecinos. Por ello, lo que se iba a recoger en un solo libro, finalmente se ha tenido que recopilar en dos tomos.

El principal objetivo de este trabajo, que también se ha realizado en otros municipios, es recuperar, actualizar y dar a conocer la memoria histórica de Urnieta y de los vecinos, al tiempo que busca difundir la verdad de lo que pasó, para que pueda llegar a formar parte de la memoria colectiva. Además, el Ayuntamiento, en la medida de sus posibilidades, se compromete a tratar de hacer justicia y resarcir a quienes sufrieron los horrores y las consecuencias de la guerra y de los primeros años de la dictadura.

El libro, fruto de un exhaustivo trabajo de investigación de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, comenzó a forjarse en el año 2017. Según recordó el por entonces alcalde, Mikel Pagola, "liderado por la presidenta de la asamblea de Convivencia de Urnieta, Maribel Vaquero, y con la postura favorable de todos los partidos con representación en el Consistorio, se decidió en el año 2017 que ya era hora, tras muchos años de silencio, realizar un estudio exhaustivo sobre lo que ocurrió en Urnieta entre 1936 y 1945".

Pagola hizo una mención especial a Juan José Izeta. En 1936, Izeta, que ostentaba el cargo de concejal en el Ayuntamiento de Urnieta, fue fusilado.

Por su parte, el alcalde de Urnieta, Jorge Segurado, explicó que en aquel entonces Urnieta tenía dos núcleos bien diferenciados. Por un lado, el casco urbano actual y los caseríos de los cuatro barrios que rodean el casco (Goiburu, Lategi, Ergoyen y Oztaran), y por otro, el barrio de Oria y todo el terreno rural que lindaba con el barrio de Oztaran. Oria es hoy en día parte del término municipal de Lasarte-Oria, pero matizó que en aquellos tiempos era un barrio obrero que pivotaba en gran parte en la emergente industria textil de Brunet. "Este barrio sufrió mucho, ya que muchas de las personas que vivían allí tuvieron que emigrar y durante unos años no pudieron volver a sus viviendas, y además, varios urnietarras fallecieron en lances directos de la contienda o en las represalias", relató.

Para terminar, el investigador y autor del libro, Iraitz Arizabaleta, llevó a cabo un resumen del libro y de algunos de los pasajes más significativos. El libro se pondrá a la venta el lunes por diez euros.

El objetivo de este trabajo de investigación llevado a cabo por Aranzadi es dar a conocer lo sucedido y reparar a las víctimas