Lakua minimiza el efecto del retraso presupuestario

Ante las críticas de la oposición por la demora, el PNV dice que habrá mayor gasto social en las cuentas EH Bildu insta al Gobierno Vasco a "ponerse las pilas" y censura su "falta de voluntad"

20.09.2020 | 00:46
Iñigo Urkullu, Idoia Mendia y Andoni Ortuzar, firmando el acuerdo de gobierno. Foto: Efe

DONOSTIA – Ante las críticas de la oposición por la prórroga de unos Presupuestos que no verán la luz hasta febrero, el PNV aseguró ayer que esta demora no influirá en los objetivos del Gobierno Vasco y adelantó que habrá un aumento en las partidas de sanidad, educación y políticas sociales. Mientras su socio de Ejecutivo, el PSE, se pronuncia en la misma línea, EH Bildu instó a Lakua a que "se ponga las pilas". Desde Elkarrekin Podemos no ven necesario ese retraso y PP-C's cree que el Gabinete de Iñigo Urkullu "no ha hecho los deberes". El parlamentario jeltzale y presidente de ABB, José Antonio Suso, indicó que las cuentas serán presentadas en diciembre "como muy tarde" y, prácticamente, a finales de enero estarán en vigor. "Lo importante es lo que conlleven", suscribió.

Desde EH Bildu, Iker Casanova afirmó en el debate de Radio Euskadi que afrontarán la negociación "con predisposición para el diálogo" pero con "un escepticismo fundado no en prejuicios sino en posjuicios" por la actitud del Gobierno Vasco en anteriores negociaciones y por su forma de afrontar la crisis. Además, recordó que se apuntaba que las elecciones eran prioritarias porque se necesitaba un presupuesto y "ahora resulta que va a entrar en vigor prácticamente un año después de que empezara la crisis". La cuestión "es tener o no tener voluntad de hacer cosas" porque en otros países como Alemania, Francia e incluso en el Estado español se están adoptando algunas medidas de ámbito económico extraordinarias sin que se haya realizado un nuevo presupuesto, zanjó el dirigente soberanista. "Hay muchísima gente que lo está pasando mal y se necesita un impulso a corto plazo para apoyarla, así como a medio y largo plazo para reestructurar el modelo productivo del país" porque la situación es "gravísima", consideró.

Las directrices económicas y financieras que constituyen la base sobre la que se elaborará el presupuesto se aprobarán a principios de octubre, mientras que la aprobación del proyecto presupuestario en el seno del Consejo de Gobierno se prevé para la primera quincena de diciembre. Como paso previo a la elaboración del proyecto, el Ejecutivo vasco espera acordar con el Gobierno de Pedro Sánchez una ampliación del limite de endeudamiento para el próximo año, asunto que ambas administraciones abordarán antes de que acabe este mes de septiembre en el seno de la Comisión Mixta del Concierto Económico.

A partir de la aprobación del proyecto por parte del Ejecutivo, se iniciará la tramitación de las cuentas en el Parlamento Vasco, un procedimiento que culminaría a finales de enero o principios de febrero en la Cámara, donde el visto bueno al Presupuesto está garantizado por la mayoría absoluta que suman el PNV y el PSE.

En este sentido, la socialista Gloria Sánchez aseveró que serán "una semanas de retraso" y eso "no es tanto tiempo para que plantee un problema en sí mismo". A su juicio, se deben tener en cuenta los recursos que pueden llegar desde Europa o desde el Estado, que ahora no se pueden cuantificar pero que "son importantes" para determinar los ingresos con los que se cuenta de cara a la elaboración de las cuentas. Además, aludió a la Comisión mixta donde se definirán los límites de endeudamiento y déficit, y son cuestiones que también se deben "clarificar" previamente. Por contra, el parlamentario de Elkarrekin Podemos Jon Hernández señaló que Urkullu solo "usa excusas" para retrasarlo en lugar de "ser sincero". A su parecer, no es necesario retrasar la entrada en vigor de las nuevas Cuentas, y aquellos datos que les pueden faltar se van a saber "estos meses" en los que la ciudadanía necesita "certidumbre".

Desde PP-C's, la popular Laura Garrido censuró que Lakua "no ha hecho los deberes" en dos departamentos "esenciales" como el de Salud y Educación, donde "no se ha actuado diligentemente" en la gestión de la crisis, y criticó que "no va a dar tiempo" a tener los Presupuestos para que entren en vigor el 1 de enero en un "escenario de frenazo económico" y con una previsión de caída de recaudación del 20%. Asimismo, entiende que se debe "cortar sin dilación" todo lo que tiene que ver con un "gasto corriente desmesurado en algunos departamentos" porque no se puede tener un administración "sobredimensionada" en la actual crisis.

Más allá de las banderas. El secretario general de Sortu, Arkaitz Rodríguez, reivindicó ayer la necesidad de contar con una "soberanía plena" para poder hacer frente a las consecuencias derivadas de la pandemia en todas sus vertientes. En la clausura de la IV Conferencia Política que su partido celebró de forma telemática en Donostia, demandó "una república al servicio de las mayorías sociales porque, en contra de lo que algunos dicen, la soberanía no es una mera cuestión de identidades, no es una cuestión de banderas" sino que "está ligada a la democracia, a la justicia, a la libertad y al bienestar", subrayó Rodríguez.

pide soberanía plena ante la crisis

conferencia política de sortu

"El retraso en aprobar el presupuesto no influirá en los objetivos, importa más lo que conlleven"

josé ANTONIO SUSO

Parlamentario del PNV

"No se han hecho los deberes ante el frenazo económico y la caída de recaudación del 20%"

laura garrido

Parlamentaria de PP-C's