El Congreso tramita ya la comisión de ‘Kitchen’ y estrecha el cerco al PP

PSOE y Podemos impulsan la investigación y piden que comparezcan Rajoy y Casado

16.09.2020 | 00:00
Casado y Rajoy, durante un acto del Partido Popular. Foto: Efe

donostia – El Congreso comenzó ayer el trámite de la investigación parlamentaria sobre el caso Kitchen y las presuntas implicaciones de ex altos cargos del PP, lo que acerca la posibilidad de que integrantes de la antigua dirección de este partido e incluso de la actual comparezcan en la nueva comisión.

Falta conocer qué comparecientes acordarán los grupos, algo que la portavoz socialista en la Cámara, Adriana Lastra, avanzó que no anunciará hasta que la comisión se constituya. A finales de mes o a primeros de octubre podría formarse dicha comisión, previo aval del Pleno. La Junta de Portavoces decidirá la semana que viene si este punto se debatirá en la sesión del día 29, en la del 30 o en la del día 1 del mes que viene.

El proceso para que esa comisión vea la luz comenzó ayer al apoyar la Mesa el trámite. Los servicios jurídicos de la Cámara habían indicado en su informe que no había objeción para iniciarlo.

Los representantes del PSOE y de Unidas Podemos (seis de los nueve que hay en total) votaron a favor; el PP (dos representantes) se opuso y Vox (uno) se abstuvo.

Hay dos propuestas para crear una comisión de investigación sobre la operación Kitchen que afecta a la antigua cúpula del PP. Una la han solicitado el PSOE y Unidas Podemos y la otra, ERC, el Grupo Plural (JxCat, Más País, Compromís y BNG) y la CUP. Fuentes parlamentarias explicaron que seguramente la Junta de Portavoces dará cauce parlamentario a la primera, a ser posible con el apoyo de los grupos firmantes de la segunda.

Si al final se crea la comisión, como parece que ocurrirá, ya que el apoyo en el Congreso es mayoritario (PNV está a favor y C's no la obstruirá), será la segunda que pretende ahondar en causas judiciales relacionadas con el PP tras la que se constituyó durante la XII legislatura, esta sobre la financiación del partido y la trama Gürtel.

Si la mayoría de los grupos, en el Pleno que concrete la Junta de Portavoces aprueban la creación de la comisión, se procederá a su creación, es decir, a la composición de su mesa y a la designación de su presidencia.

Tras ello, los grupos plantearán sus programas de trabajo y su calendario, y será entonces cuando den a conocer a qué personalidades del antiguo PP y del actual llamarán para que comparezcan.

El artículo 52 del reglamento del Congreso regula el proceso. Los grupos parlamentarios, "por conducto de la Presidencia del Congreso", podrán requerir la presencia de "cualquier persona para ser oída".

Recibida la notificación, esa persona no podrá negarse. La Constitución, en el artículo 76.2, recalca que la asistencia es obligatoria; no hacerlo acarreará sanciones. Unidas Podemos dejó claro la semana pasada, cuando anunció junto al PSOE que registrarían en el Congreso una petición de comisión, que quiere que el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy y el actual líder del PP, Pablo Casado, acudan a la Cámara.

Lo conocido es lo que ha trascendido del sumario cuyo secreto levantó la semana pasada el juez instructor; en el auto apuntó a la presunta existencia de un entramado parapolicial dedicado a espiar al extesorero del PP Luis Bárcenas.

El operativo lo habrían creado mandos policiales durante la época en la que dirigió el Ministerio de Interior Jorge Fernández Díaz. Su número dos entonces, el ex secretario de Estado Francisco Martínez, es una de las piezas claves en la investigación.

Una comisión de investigación parlamentaria tiene como cometido redactar un dictamen a tenor de los testimonios de las personalidades que comparezcan. El documento debe avalarlo el Pleno del Congreso.

El informe podrá remitirlo la Cámara a la Fiscalía para que lo sopese cara a futuras actuaciones, pero lo que contenga no es vinculante para los tribunales.

la clave

El papel de María Dolores de Cospedal. Según el portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique "no valen las excusas" y el presidente del PP debe comparecer en la comisión de investigación porque en ella no se analizarán "casos individuales", sino una "política de partido". "Quien preside ese partido es Casado", recordó Echenique, que señaló que está al frente gracias al apoyo de la ex secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. De ella aseguró que "parece estar en el centro de la 'operación Kitchen".