El PNV presentará una moción de censura a su alcalde en Mundaka

Apartará del cargo al primer edil por su falta de entendimiento con el resto de concejales jeltzales

08.09.2020 | 00:36

DONOSTIA – Tras varios meses tanteando la opción de desalojar al alcalde Mikel Bilbao debido al deterioro de las relaciones en el seno del equipo de gobierno, la Junta Municipal del PNV de Mundaka notificó ayer al primer edil que le apartará de su puesto. Además de expulsarle del equipo, paso dado ya pero que aún requiere de un plazo legal, anunciaron "la consiguiente presentación de una moción de censura". Esta "difícil decisión" ha sido adoptada "en un ejercicio de responsabilidad y por el bien público", y se sustancia "en la falta de coordinación entre el actual alcalde y el resto de integrantes del PNV", según señalaron.

Tras largos meses de intentos por alcanzar un entendimiento entre ambas partes –en el que se han sondeado diferentes salidas–, el PNV de Mundaka ha abogado por la opción más compleja: la de desalojar a Bilbao para tratar de reconducir la herida abierta en el Ayuntamiento costero. "Desde que inició su mandato como alcalde en el mes de junio de 2019, la relación entre él y el resto de los cinco concejales jeltzales que integran el grupo municipal en Mundaka se ha ido erosionando, sobre todo en estos últimos y complicados meses de gestión municipal marcada por la pandemia de la COVID-19", señalaron en una nota pública. En opinión de la junta municipal jeltzale, la situación abierta entre Bilbao y los restantes cinco concejales "ha dificultado la buena y eficaz gestión municipal que se merecen las y los vecinos de Mundaka".

Bilbao no es afiliado del PNV, sino que entró como cabeza de lista y como independiente en la plancha de la formación en las elecciones municipales de mayo de 2019. De entrada, la formación tiene las manos libres para hacer prosperar la moción de censura al disponer de una cómoda mayoría absoluta, ya que quedaría con cinco concejales, mientras que EH Bildu cuenta con tres y Bilbao podría pasar a edil no adscrito, conservando en todo caso su acta. "Al no ser afiliado, no se pueden aplicar las medidas estatutarias establecidas en el reglamento interno del PNV respecto a él, por lo que solo se puede actuar en el ámbito municipal mediante la promoción de una moción de censura", aseveraron.

La formación enmarcó el paso dado en la "responsabilidad". "Siendo perfectamente conscientes de lo que esta difícil decisión supone, el PNV de Mundaka ha dado un paso al frente y ha actuado con responsabilidad; responsabilidad para con la ciudadanía y responsabilidad para con el futuro de Mundaka", señalaron.

La falta de entendimiento o el deterioro de relaciones fueron los argumentos esgrimidos para tomar esta decisión, inédita en la política municipal en Euskadi, y que buscar abrir un nuevo futuro en la gobernanza de Mundaka. La edil y portavoz peneuvista en el Ayuntamiento Irati Gondra se perfila como futura alcaldesa. "Ante los complicados meses que se prevén, junto a los proyectos y acciones ya encaminadas", entienden "que es el momento de liderar un proyecto en común, de manera cohesionada y con un equipo que reme conjuntamente para garantizar el mejor futuro para Mundaka", concluyeron.