Urkullu defiende la bilateralidad en la conferencia de presidentes

El lehendakari ha negado que sea un "agravio" respecto de otras comunidades, sino el respeto a la "singularidad" del autogobierno vasco

31.07.2020 | 18:34
Urkullu defiende la bilateralidad en la conferencia de presidentes

El lehendakari en funciones, Iñigo Urkullu, ha defendido en la Conferencia de Presidentes celebrada este viernes en San Millán de la Cogolla (La Rioja) la relación bilateral entre los gobiernos central y vasco y ha negado que esto sea un "agravio" respecto de otras comunidades, sino el respeto a la "singularidad" del autogobierno vasco.

Urkullu ha participado finalmente en este vigésimo primer encuentro de Pedro Sánchez con los presidentes autonómicos, excepto el de la Generalitat, Quim Torra, después de que esta misma mañana los dos ejecutivos cerrasen un acuerdo sobre el objetivo de déficit para Euskadi.

Este acuerdo ha sido criticado abiertamente por los presidentes de las comunidades de Madrid, Andalucía y Aragón, Isabel Díaz Ayuso, Juanma Moreno y Javier Lambán, así como por el portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, al considerarlo un déficit "a la carta" y un "privilegio".

"No ha habido una negociación a la carta"

Tras la reunión de la Conferencia de Presidentes, el lehendakari en funciones ha negado que haya habido una "negociación a la carta", sino que se ha respetado la "singularidad" del autogobierno de Euskadi.

Ha recordado que Euskadi  "no se financia vía Estado", sino que son las diputaciones forales las que recaudan los impuestos y así asume un "riesgo unilateral" sobre el resultado de esa recaudación, con la posterior "responsabilidad y exigencia de gestionar lo mejor posible".

El lehendakari en funciones ha insistido en que en el fondo no reembolsable de 16.000 millones Euskadi no participaba en uno de sus cuatro tramos, el de 5.000 millones de euros destinados a la caída de la recaudación por los efectos de la pandemia, lo que hacía necesaria la reunión de la Comisión Mixta de Concierto Económico para determinar el objetivo de déficit.

Por ello, no hay "ningún agravio respecto de ninguna otra comunidad", ha manifestado Urkullu que ha recordado que el mismo día en el que la Organización Mundial de la Salud declaró la pandemia, el 11 de marzo, estaba reunida la Comisión Mixta que acordó que si las circunstancias económicas cambiaban se celebraría una nueva reunión el primer semestre de este año.

Durante la cumbre, el lehendakari en funciones ha agradecido a Pedro Sánchez, con quien habló por teléfono anoche para desbloquear la negociación, el "esfuerzo realizado" que ha dado sus frutos esta misma mañana y que se ratificará en una reunión de la Comisión Mixta de Concierto Económico en septiembre.

Relación bilateral entre gobierno central y vasco

En su intervención, Urkullu ha subrayado la singularidad del autogobierno vasco y la relación bilateral Euskadi-Estado como "realidades reconocidas en el marco constitucional de un Estado compuesto". "Velar por el respeto a las instituciones de autogobierno y al marco bilateral de relación es una responsabilidad institucional de primer orden para el lehendakari", ha insistido Urkullu, quien ha advertido de que "la gobernanza colaborativa requiere respeto a cada institución y a las obligaciones bilaterales".

Ha pedido que las reuniones de este foro de presidentes autonómicos se preparen con antelación para acordar "criterios sobre los temas, orden del día, comunicación, actas y eventuales acuerdos" y, con respecto a la evolución del coronavirus, ha reconocido su preocupación por el incremento de positivos tras explicar que en Euskadi es prioritario el rastreo y la identificación de contactos.

Urkullu ha considerado conveniente profundizar en la comunicación directa entre autonomías, sobre todo entre las colindantes, a la hora de tomar decisiones relacionadas con la prevención y la contención de la covid-19, y también ha mostrado su opinión acerca del reparto de los fondos europeos.

En este sentido, ha reconocido que es prematuro hablar de fórmulas de reparto, pero ha considerado que el debate no debe centrarse en "el cuánto, sino en el cómo", ya que el acceso a estos fondos "va a requerir una estrategia clara de adaptación a los nuevos retos sanitarios, a la transición energético medioambiental y a la transición tecnológico-digital".