elecciones parlamento vasco 2020

El escaño más barato de Vox

La abstención y el sistema electoral propician que el partido ultra logre un escaño por Araba

14.07.2020 | 01:30
Amaya Martínez, con mascarilla negra, junto a la diputada Macarena Olona, el domingo en Gasteiz. Foto: Efe

evolución del voto

donostia – La irrupción de Vox en el Parlamento Vasco es una de las novedades que han dejado las elecciones del 12-J. La formación de ultraderecha ha logrado por primera vez en su historia un parlamentario en la Cámara vasca aprovechándose de la división del centroderecha constitucionalista, de la elevada abstención y del sistema electoral que sobrerrepresenta a Araba y propicia que una formación como Vox logre parlamentario con tan solo 4.722 votos (3,8%).

Es un escaño barato comparado con el número de votos necesarios en Gipuzkoa y sobre todo en Bizkaia para entrar en el Parlamento Vasco. Con el doble de votos en Bizkaia se ha quedado muy lejos de lograr un parlamentario. La coalición PP+C's ha logrado en este territorio 32.018 y solo ha obtenido un parlamentario, aunque el segundo por este territorio se ha quedado a menos de doscientos votos.

Con unos pocos votos más en Araba Ciudadanos se quedó fuera del arco parlamentario en 2016. La formación naranja entonces liderada en el Estado por Albert Rivera tuvo un respaldo de 4.754 votos (3,17%) y se quedó a las puertas de lograr asiento en el legislativo vasco. La extinta UPyD necesitó más votos de los que ha tenido Vox para lograr un escaño por Araba en las autonómicas de 2009 y 2012. En las primeras cosechó 22.233 votos en el conjunto de la Comunidad Autónoma Vasca, de los cuales 5.990 (3,98%) fueron en territorio alavés. Gorka Maneiro logró entonces su acta de parlamentario y lo volvió a conseguir tres años después tras los comicios autonómicos en los que la formación liderada por Rosa Díez obtuvo 21.539 votos en la CAV, de los que 5.435 votos (3,5%) fueron en Araba.

Además de Araba, Vox se hace fuerte en lugares tan emblemáticos como Getxo o Irun, así como en las tres capitales de la CAV. Su mayor nicho electoral está en Gasteiz, con 3.822 votos, y Bilbao, con 3.425. En Donostia hubo 1.751 papeletas de la formación de ultraderecha. Llaman la atención los 1.115 votos recibidos en Getxo, la mayoría procedentes del PP que perdió más de 4.000 votos respecto de las anteriores elecciones autonómicas en Euskadi.

El asiento logrado por Vox en el Parlamento Vasco lo ocupará Amaya Martínez, una alavesa licenciada en Ciencias de la Información que regenta una tienda de armas. Su intención es llevar a la Cámara vasca una "voz propia" para defender la no "imposición del euskera y acabar con el nacionalismo totalitario".

En declaraciones a Radio Euskadi, la formación liderada por Santiago Abascal señaló ayer que va a "defender lo que muchos no se han atrevido a decir con muchos más escaños" en los últimos años. "Vamos a defender la libertad de todos esos votantes que nos han dado su valentía en las urnas y vamos a defender las ideas que hemos llevado a nivel nacional", subrayó.

En este sentido, se reafirmó su apuesta por "acabar con el nacionalismo totalitario". También dijo que es partidaria de que "todo aquel que no esté de acuerdo con la unión de la nación, con España, no tengan voz en los diferentes puestos institucionales". Y concluyó diciendo que "los que no quieren la unidad de España deberían tener menos voz".

"Llevaremos voz propia al Parlamento para defender la no imposición del euskera"

AMAYA MARTÍNEZ

Parlamentaria de Vox