Israel y Hamás pactan un alto el fuego en Gaza tras once días de duros ataques

La mediación de Egipto y la ONU pone fin hoy mismo a la escalada bélica que se ha cobrado más de 240 muertos

21.05.2021 | 01:18
Un hombre palestino inspecciona una casa destruida por los bombardeos israelíes en Gaza. Foto: Efe

Jerusalén – El Gobierno israelí aprobó ayer aceptar la propuesta de mediación de Egipto para una "tregua bilateral" con Hamás, "sin condiciones", anunció la Oficina del Primer Ministro en un comunicado. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, pese a que el pasado miércoles hizo oídos sordos a la petición del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de aceptar una tregua, cedió a la presión internacional y, gracias a la mediación de Egipto, convocó de urgencia a su gabinete en Jerusalén para anunciar el alto el fuego.

El alto el fuego debía entrar en vigor a las 2.00 hora local de hoy viernes (una hora menos en España), según adelantan medios israelíes, con lo que se pondrá fin a once días de escalada bélica entre el Ejército israelí y las milicias palestinas de Gaza, que se ha saldado con 232 muertos en la franja y doce en Israel.

Poco después del anuncio del Gobierno de Netanyahu, el portavoz del movimiento islamista Hamás en Gaza, Hazem Qassem, confirmó el alto el fuego "mutuo y simultáneo". "Hemos obtenido garantías de los mediadores de que la agresión contra Gaza se detendrá", afirmó Qassem sobre el papel de Egipto y la ONU.

Los miembros del Gabinete de Seguridad, entre los que estaba el Jefe del Estado Mayor y altos mandos militares, acordaron aceptar la propuesta de Egipto de cesar las hostilidades tras alabar lo que consideran "grandes logros" de Israel en la campaña militar en Gaza.

Los rumores sobre esta posible tregua habían cobrando fuerza en las últimas horas, especialmente después de que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, convocara en la misma tarde del miércoles a su Gabinete de Seguridad, a pesar de mostrarse partidario la víspera de continuar con la ofensiva. Netanyahu trasladó a su Gabinete de Seguridad que la operación militar contra Hamás estaría ya prácticamente cumplida "al haberle logrado los objetivos"

Ayer por la mañana, un portavoz del movimiento islamista Hamás reconoció que desde hace días los mediadores internacional, especialmente Egipto y la ONU, habían intensificado sus esfuerzos para restablecer la calma tras once días de violencia.

El actual enfrentamiento, que comenzó el pasado 10 de mayo, se ha cobrado ya la vida de al menos 232 palestinos en la Franja, incluido 65 niños y 39 mujeres, y ha causado más de 1.900 heridos, víctimas de los intensos bombardeos israelíes.

En Israel, doce personas –incluido dos menores– han muerto como consecuencia del lanzamiento de cohetes desde el enclave por parte de las milicias palestinas.

Hasta ahora Israel había rechazado esa tregua y Netanyahu reiteró el miércoles su intención de continuar con la operación hasta alcanzar su objetivos de desarticular la estructura militar de Hamás, que gobierna de facto el enclave, a pesar de que el presidente de EEUU, Joe Biden, le urgió a "una inmediata desescalada significativa".

Mientras Netanyahu analizaba el alto el fuego con su gabinete, una delegación egipcia viajó a Ramala, en Cisjordania, para informar a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) de un posible acuerdo para una tregua entre Israel y Hamás, según reconoció una fuente diplomática palestina en El Cairo.

La misión de Egipto llegó a Ramala, la sede de la ANP, donde se reunió con varias figuras destacadas palestinas para informarles del eventual acuerdo de cese de hostilidades. La representación egipcia también trató asuntos como las maneras de trasladar a Egipto a los heridos palestinos durante la escalada bélica en la Franja de Gaza, después de que este país abriera su frontera con el enclave y pusiera a disposición de los lesionados varios hospitales, ambulancias y numerosos suministros médicos. Otro asunto a tratar fue la continuidad de la apertura del paso fronterizo.

Conversación entre Biden y Al Sisi Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habló ayer con su homólogo egipcio, Abdelfatah al Sisi, sobre los esfuerzos para lograr ese alto el fuego que ponga fin a la violencia entre israelíes y palestinos. Según un comunicado de la Casa Blanca, ambos mandatarios y sus equipos permanecieron en estrecho contacto constante para lograr ese objetivo.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, ya reconoció en su rueda de prensa diaria que el Gobierno de Washington veía alentadoras las informaciones sobre un "potencial alto el fuego" entre Israel y las milicias palestinas en Gaza. "Obviamente, no podemos adelantarnos a acuerdos que se estén negociando", agregó la portavoz de Biden. Psaki insistía en su defensa de "una diplomacia intensiva y silenciosa" para continuar impulsando a las partes sobre el terreno para que cesen las hostilidades. Hasta ahora, el Gobierno estadounidense había argumentado repetidamente que un pronunciamiento del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas hubiera sido contraproducente en estos momentos, pero la embajadora insistió ayer en que eso no supone que se haya guardado silencio durante todo este tiempo.

Nuevos ataques Mientras tanto, el Ejército israelí volvió ayer a bombardear múltiples objetivos del movimiento islamista Hamás en la Franja, desde donde continuó el disparo de cohetes hacia las comunidades israelíes colindantes, que incluyó un misil antitanque contra un autobús, llegando a los 4.340 lanzamientos desde el inicio de la escalada.

La ofensiva de las tropas israelíes se centró en los últimos días en los lugares de producción y almacenamiento de armas, los puntos desde donde las milicias lanzan los cohetes y la red de túneles –conocida como Metro– que presuntamente utiliza Hamás para el desplazamiento de combatientes y el transporte de armamento de una zona a otra del enclave.

Presión a Israel

"No habrá paz si sigue la ocupación"

Países árabes. El ministro palestino de Exteriores, Riyad al Malki, y sus homólogos de varios países árabes habían pedido más presión sobre Israel para que detuviese su campaña en Gaza, pero advirtieron de que no habrá paz en Oriente Medio mientras no se ponga fin a la ocupación de los territorios palestinos. Al Malki y los jefes de la diplomacia de Qatar, Jordania o Argelia, entre otros, intervinieron en persona ante la Asamblea General de la ONU, reunida para abordar la crisis entre israelíes y palestinos ante la inacción del Consejo de Seguridad. "Israel está reafirmando que es su derecho cometer estos crímenes, asesinar a personas inocentes y está culpando a la víctima", denunció.

Exigencia de la ONU. El secretario general de la ONU, António Guterres, también reiteraba ayer su llamamiento a un alto el fuego inmediato entre Israel y las milicias palestinas de Gaza encabezadas por Hamás y acusó a ambas partes de violar las normas de la guerra con sus ataques contra civiles. Guterres intervino en la apertura de una reunión plenaria de la Asamblea General de Naciones Unidas para abordar la crisis en Oriente Medio.

noticias de noticiasdegipuzkoa