El correísta Arauz gana la primera vuelta en Ecuador

El centroderechista Lasso y el indígena Yaku Pérez se disputan estar en la segunda vuelta, el 11 de abril

09.02.2021 | 01:04
El correísta Andrés Arauz celebra su resultado electoral, en Quito.

Quito – Ecuador irá a una segunda vuelta el 11 de abril para elegir a su próximo presidente después de que el recuento no haya propiciado una victoria absoluta del candidato en primera posición, el correísta Andrés Arauz, con más del 82% de los votos escrutados.

Arauz, vencedor de la primera vuelta electoral con un 32,31% de los votos, más de quince puntos porcentuales por encima de su inmediato sucesor, aún por decidir debido a un empate técnico durante el recuento entre el centroderechista Guillermo Lasso y el indígena medioambientalista Yaku Pérez.

"Es una victoria contundente", aseguró Arauz el domingo por la noche, cuando se mostró convencido de que ganará la segunda ronda independientemente de quién quede en segundo lugar, pero en la que –reconoció– le gustaría una batalla electoral que sea más clara, con quien representa la otra visión de mundo a la suya, es decir, Lasso.

Delfín del expresidente Rafael Correa, que gobernó Ecuador entre 2007 y 2017, Arauz tiene apenas 36 años y es el candidato más joven que podría alcanzar la Presidencia en la historia de Ecuador. Llegó a la política en verano de 2020 cuando el correísmo buscaba un candidato para devolver el poder a la Revolución Ciudadana, el proyecto económico y social de Correa.

dos tercios contra el correísmo El centroderechista Lasso hizo una lectura a la inversa y felicitó al "más del 65% del pueblo ecuatoriano que le ha dicho no al modelo totalitario y populista que pretende volver a gobernar con recetas y medidas que han fallado en todos los países del mundo en donde se han aplicado", acabó manifestando en Guayaquil.

Para Lasso, quien aseguró tras el cierre de las urnas que iría a una segunda vuelta, se trata de un voto anticorreísta, que el próximo 11 de abril dará la victoria a quien hoy llegue en segunda posición.

Más convencido de su buen resultado se mostró el indígena Pérez, que se presentaba a los comicios como una vía intermedia entre ambas corrientes con una agenda social y medioambialista.

Más de trece millones de ecuatorianos estaban llamados a elegir a su nuevo presidente y vicepresidente, a 137 miembros de la Asamblea Nacional y a cinco del Parlamento Andino. Según el CNE, el índice de participación en los comicios fue de algo más del 70% en una jornada marcada por la pandemia del coronavirus que obligó a medidas especiales para evitar una ola de contagios.